La tasa Tobin, el último y demagógico dogma del gobierno social-comunista

Tasa Tobin
Juan Antonio Zuriarrain
Economista y Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Exdiputado del CDS en la Asamblea de Madrid.

No se han disipado aún, algunos de los efectos, de la dogmática subida delo SMI, véase a los agricultores cortando carreteras y ciudades con sus tractores, como consecuencia de la subida de sus costes, merced al mencionado SMI que aumenta los costes en salarios y sus correspondientes seguros sociales, lo que agudiza su estado de precariedad en sus ingresos. Y no serán los únicos efectos, vendrá la economía sumergida a sectores de servicios, la misma agricultura y el servicio doméstico, sobre todo en los territorios con menor renta per cápita.

Y todo porque su credo dogmático les impide hacer cualquier clase de análisis, y su supuesta verdad está por encima de todo, para ellos subir el salario mejora la economía y al perceptor de la subida, sin tener en cuenta que la economía está interrelacionada y produce situaciones que puede empeorar y hasta la resultante puede ser de más pobreza y descenso de los ingresos del Estado vía seguridad social.

Pues en el último Consejo de Ministros, han caído dos nuevos demagógicos dogmas comunistas las tasas Google y Tobin. La primera ya empieza el Gobierno por reconocer que no se recaudará tanto como sus demagógicos números de nuevos ingresos que enviaron a la Comisión Europea anteriormente. La llamada tasa Google pospone su recaudación a Diciembre a ver que ha legislado la comisión europea al respecto para entonces, y es que han entendido un poco, que no se puede en un mundo globalizado hacer lo que te viene en gana, que tiene sus consecuencias, y por supuesto con Trump no se atreven, pese a la bravuconería comunista. Eso si tienen que dejar presente su dogmática demagogia aprobándola aunque se aplique o no en Diciembre.

Con la tasa Tobin han ido directos, hay que poner impuestos a los Bancos y a los intermediarios financieros y los más pudientes, puro dogma demagógico que queda muy bien para sus creyentes. Pero la realidad es que la tasa o impuesto los bancos y los intermediarios financieros los van a repercutir a los clientes, que principalmente es la clase media. O sea los Bancos no van a pagar por ello, seremos nosotros mismos.

Además los más pudientes tienen otros producto financieros por el que procurarán no les recaiga la citada tasa, no así la clase media que no tiene ni el capital ni los conocimientos para llevarlo a cabo. Por otra parte mucha gente que sabe hacerlo comprará acciones de cotizadas españolas en mercados extranjeros donde no se pague esta tasa, otra vez serán los más pudientes y los que tengan más conocimientos, los que puedan hacerlo y no la clase media. Además, con efecto colateral para las Entidades de Bolsa en España, una pérdida de ingresos para las mismas, que irán a parar a las bolsas extranjeras, vamos “un acierto pleno”.

Y por añadidura el 0,2% de las compras bursátiles, tendrá efectos colaterales, al encarecer la compra de acciones, a medio plazo supondrá un freno al crecimiento bursátil y a la valoración de los activos financieros. También aunque en menor medida supondrá una detracción de fondos a los contribuyentes, en beneficio de Hacienda, y por tanto una desaceleración de la inversión en una cantidad similar al montante desviado a Hacienda.

Por lo tanto el dogma a favor de subir los impuestos a los bancos y a los ricos, les volverá a fallar, y habría que recordar a los comunistas, que lo que ellos dicen del rescate bancario, no es cierto, fue el rescate de las cajas de Ahorros que estaban dirigidas y mal gestionadas por los políticos de la época, y que la principal Caja beneficiaria del rescate fue Caja Madrid y su Vicepresidente era el Comunista Moral Santín.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.