Indepes en venta

Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.
Publicidad

Cataluña no fue conquistada en 1714 por los castellanos y reducida al colonialismo. No tiene sentido, pues, que se ejerza autodeterminación alguna en ese territorio que siendo parte del Reino de Aragón se unió al de Castilla en el siglo XV para formar España antes de reconquistar Granada, último reino musulmán en tierra peninsular.

Algunos catalanes fueron históricamente revoltosos. ¡Como en otros lados! En el marco del Principado y en el de Aragón. Nada verdaderamente nuevo en este mundo. A partir del XIX el surgimiento del romanticismo alentó los nacionalismos al tiempo que la revolución industrial fomentó, al igual que en el País Vasco, una inmigración de otras partes españolas provocando, probablemente, una introspección cultural y política ante ese flujo de gente extraña, de lugares que no conocían la lengua ni aspectos específicos del localismo catalán o vasco. Eso sí, permitieron un desarrollo económico y el enriquecimiento de sus burguesías.

Los flujos de poblaciones producen a veces actitudes de rechazo a los inmigrantes, pretendiendo desposeerles de su propia identidad para sustituirla por la de los nativos, únicos en tener derecho a estar establecidos en el territorio, sin perjuicio de que los nuevos en llegar acaban asimilándose, aunque no siempre sólo en las condiciones deseadas por sus anfitriones.

Cataluña y el País Vasco son tierras de emprendedores, de empresarios, de comerciantes. Pero, en el resto de España se han reforzado esas categorías. Difícil pretender hoy en día que en otras partes no haya quienes tiran del carro económico sin perjuicio de que Madrid y Cataluña sean las dos locomotoras principales. La interdependencia regional para el desarrollo y el progreso es actualmente mayor y más equilibrada en nuestro país integrado, además, en Europa y parte de un mundo global.

Muchos señalaban que el apoyo del Gobierno central a la ampliación del aeropuerto de Barcelona, con su enorme financiación, así como a unos Juegos Olímpicos de invierno en el Pirineo catalán, con, todo ello, una importantísima creación de empleo, retrasaría una década los planes de los independentistas. Una ampliación aeroportuaria con, sin embargo, una polémica medioambiental, como en Barajas, aunque minusvalorada, pero por la que el separatismo parecía dispuesto a dar una tregua.   

Logro de Sánchez, parecía, porque es tiempo ganado, aunque entregar competencias y dinero ya lo hicieron otros Presidentes del Gobierno, pero ello subraya que en la parte política debe ser firme porque, en definitiva, con propinas de entidad los indepes solo hacen pase negro en espera de la siguiente oportunidad.

¿Pagar para que se callen es, pues, la “conllevanza orteguiana”? Más autonómicos que catalanes y vascos no se puede ser. Pero, si de lo que se trata es de soltar dinero, las consecuencias parecen evidentes: hay que retocar la financiación de todas las CCAA y no solo entregarse a los más nacionalistas y hay que ser rigurosos en la estructura constitucional, revisable, mejorable, pero que, si se hace, y debiera, tiene que reforzar la españolidad del entramado general.

A partir de ahora veremos cómo sigue resonando, tras la Diada, el diapasón independentista en la Mesa de Diálogo y la fortaleza gubernamental ante demandas desmedidas de quienes saben que su proyecto es inviable haciéndonos perder, a todos, dinero y tiempo. ¿Será que Cataluña nos roba la hora?

Se acerca la segunda reunión de la Mesa de Diálogo con varias incógnitas: ¿Qué agenda? ¿Asistirá Sánchez? ¿Referéndum de independencia en 2030? ¿Amnistía? ¿Se iniciará la semana próxima o se retrasará a octubre, tras el Congreso del PSOE? ¿Qué ofrece Aragonés? ¿Lealtad constitucional?

Sin embargo, las disensiones internas del catalanismo acerca del futuro del aeropuerto barcelonés han provocado una bienvenida entereza en Madrid, aparcando los fondos para su ampliación. Los indultos no debieran salir gratis. Por otra parte, Yolanda Diaz, unida a Ada Colau, ha escenificado la propia desunión del Gobierno de la Nación en esta cuestión, subrayando la vertiente medioambiental y dejando a Sánchez sin alma verde, apropiada por la gallega en detrimento socialista. ¡Ojo a los rojiverdes!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.