-ILLA

-ILLA
Antonio Imízcoz
Periodista.

España yéndose al carajo por la puerta grande, con el equivalente en fallecimientos por el maldito bicho a dos aviones de pasajeros estrellándose cada día, con el paro creciendo, el turismo —primera industria del país— en números de ruina y la kale borroka resurgiendo disfrazada de botellón; y el presidente de su (des)Gobierno, Sánchez, el felón, disfrazándose de socialista en campaña, con la cazadora de ante, y de evento electoral para presentar a su candidato a las próximas elecciones autonómicas en Cataluña, el próximo 14 de febrero, si el Tribunal Supremo del lugar no lo remedia.

No tendría ni medio pase de ningún modo pero, a más, a más, el tal candidato no es otro que el vigente ministro de Sanidad; el responsable, o sea, de la lucha contra la pandemia; el irresponsable, más bien, que con su ineptitud, su desconocimiento, sus erráticas determinaciones, su priorización de lo ideológico, lo político, lo partidista, lo personal incluso si el fin era la poltrona catalana, nos ha traído “solo o en compañía de otros”, como decía la sentencia del asesinato de los marqueses de Urquijo, a esta situación de pesadILLA.

Y es que todos los desafueros, los errores y la descoordinación de la lucha contra el COVID tienen, curiosamente, la misma raíz: ILLA.

Recuerden los primeros momentos, el tejemaneje de la mascarILLA, que era inútil, que no había, que sí había, pero no se sabía cuál usar, que ahora es obligatoria, pero no se le puede bajar el IVA porque no nos deja Europa, que ni se han planteado que debería entregarlas gratuitamente la Seguridad Social que todos pagamos…

Y ahora, con las vacunas, el celebrado momento de la jeringuILLA, que si valen las que teníamos, pero que con otras se saca una dosis más, que aprovechan para administrársela cargos públicos de toda laya, pero como se saca una dosis más, pues te jodes y PFIZER manda menos de las que se comprometió…

Participo en Facebook en dos grupos dedicados a la lucha contra el independentismo catalán: “8 de octubre”, creado en los días previos a la manifestación de 2017 con la idea de animar a los catalanes que tenían “miedo” a expresar su opinión a salir a la calle, que cuenta con 287.000 seguidores; y “2 millones de catalanes contra la Independencia”, abierto a “Todos aquellos catalanes que nos sentimos españoles y estamos contra los separatismos”. Supongo que en ambos habrá votantes socialistas de esos a los que molesta soberanamente, nunca mejor dicho, el tonteo del gogó Iceta con los “indepes”, las hipotecas adquiridas por Sánchez con Ezquerra, Junts per Cat y demás ralea. Y me pregunto si estarán muy contentos de que se les ponga como cartel a un Salvador (ILLA), que no solo no ha salvado nada, sino que ha condenado a toda una sociedad, la española, y la catalana por ende, a semejante desastre.

Porque de todo esto, de los muertos (ya más de ochenta mil, aunque no lo confesarán nunca), de los enfermos, de los sanitarios extenuados, de los hospitales colapsados, de la economía al borde de la ruina, no se engañen, no ha tenido la culpa la pandemia, sino la pandILLA que ahora pretende poner a ese tipo una sILLA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.