Frente a +Madrid, Ayuso prefiere al PSOE

Por
— P U B L I C I D A D —

‘El principal problema de Madrid es Pedro Sánchez’. Titular buscado para acabar el discurso, leído, de Díaz Ayuso en el desayuno en el Club Siglo XXI de Madrid. Con rúbrica: el problema es Pedro Sánchez, no el PSOE ni Lobato Gandarias candidato socialista a disputar la presidencia de la CAM al que ni citó por nombre, puede que por pacto o algo parecido, con el socialismo no sanchista presente en la sala.

Con la manifestación madrileña a favor de la Sanidad pública in mente, iba al Club Siglo XXI la presidenta de la CAM. Presentación a cargo de Nicolas Redondo (hijo), que usó la ocasión para, además, presentarse como reacción soterrada anti-Sánchez y a favor de la Constitución: La última vez que estuve cerca de Ayuso me abrieron expediente en mi partido. Estamos de acuerdo en lo fundamental, aunque tenemos diferencias lógicas. Tenemos la defensa común de la Constitución del 78 que terminó con lo que había. Ella pondrá énfasis en unas cosas y yo en otras. No somos enemigos. Somos adversarios con cordialidad y empatía. La democracia es aburrida cuando está sólida, ahora es interesante.

¿Como hemos llegado a esto?, empezó Ayuso, para colocar las frases y eslóganes preparados: Quién hay detrás de esto. Sánchez redefine el delito de sedición. Quiere enfrentar la Justicia a la democracia, lo que es una perversión de los fundamentos de la democracia liberal. El Gobierno de Sánchez y socios tiene a gala que más de un tercio de los españoles dependan de una nómina del Estado. Ha dado orden al CNI de no investigar golpistas. Ha hecho una invitación a la impunidad. Ordena no seguir investigando crímenes de ETA. Sabemos que la motivación de Sánchez es el poder a toda costa. Detrás del deterioro y asalto a las instituciones hay un plan para instaurar en España una República Federal laica. ALBA, la alianza bolivariana pretende acabar con Occidente, la Hispanidad, la UE como garante de las democracias liberales, y con la OTAN. Es puro resentimiento. No han dudado en aliarse con regímenes totalitarios, terroristas y narcotraficantes de todo el mundo. España y Madrid son claves que el comunismo renacido quiere minar y ocupar. Serán suyas o incendiarán las calles y desacreditarán cualquier institución. La Corona, Madrid, bandera, espíritu de la transición, presencia del Ejército, Guardia Civil, fuerzas de seguridad o el Poder Judicial son obstáculos. A los nacionalistas, mucho más que le amor a su tierra, les mueve y une el afán de destruir la Nación española. Esto va más allá de la ambición de un mentiroso compulsivo. Código Penal a la carta. Desprecia la Constitución hasta el extremo de que el Gobierno Sánchez es el único condenado tres veces por el TC. Desacredita al Tribunal Supremo. Deslegitima el Tribunal de Cuentas. Insulta la justicia como un instrumento de venganza. Financia arbitrariamente a las CC AA. Boicotea la Sanidad en Madrid. La izquierda, en lugar de buscar acuerdos, en sanidad ha optado por politizar dificultades. Somos el gran motor de España, generamos uno de cada cinco euros del PIB nacional. La estrategia de la carcoma, al servicio del independentismo, en Madrid es muy cara. Porque para Sánchez hay españoles de primera y de segunda, según el grado de negociado que haya con el Gobierno. Sánchez ejerce su poder fiscal como chantaje, si pones el impuesto de Patrimonio lo recaudas tú, si no lo haces lo pongo y me quedo con el dinero. Mientras compra apoyos de socios, la deuda de España, que roza el 114% del PIB, va a más porque el Gobierno ha hecho unos PGE sobre la premisa falsa de que la economía crecerá un 2,1% en 2023 cuando la CE advierte que será del 1 %. Sánchez usa hasta la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para desprestigiar al líder de la oposición y enfrentarme con él para desestabilizar. Madrid no compra apoyos políticos de nadie con el dinero de los contribuyentes, menos para pervertir el orden constitucional. Nada de lo que hace Sánchez es improvisado, sabe qué quiere y lo hace veloz, desde la ruptura de España al cambio de mentalidad de familias y jóvenes. Sánchez está firmando nuestra rendición. No tiene derecho a hacerlo porque nadie le votó para tal cosa. España no se rinde ni está en venta. Nadie le votó para desmembrar España, instaurar un régimen distinto o para entregársela a independentistas, expansionistas y totalitarios. Que se atreva a concurrir con ese programa.

Repasado el discurso, con Nicolás Redondo al lado, Ayuso respetó al PSOE, hasta empatizó con él sin nombrarlo. Después, a preguntas, respuestas espontáneas. En ellas se vio a quién prefiere liderando la oposición. Lo hizo tres veces: En la manifestación a favor de la Sanidad Pública vio el conflicto en la izquierda para buscar el liderazgo que el PSOE cedió a +Madrid (UNA). Sánchez pretende que el PP blanqueé su viaje a ninguna parte, hasta cedió el Sahara en una tarde, pero ha abdicado en Madrid (DOS). Sánchez sabe que ha perdido Madrid y va a dárselo a +Madrid (TRES).

Para terminar, en conexión discurso y respuestas, la frase redonda: No es ataque, es una defensa de la Comunidad Autónoma que necesita España, una presidencia autonómica, parte del Estado, que defiende al Estado, porque el principal problema de Madrid es Pedro Sánchez.

1 Comentario

  1. Ayuso está en una situación complicada. De hecho es la oposición del PP al gobierno, papel que debería corresponder a la nomenklatura de su partido en el Congreso.
    Le van a segar la hierba bajo los pies (como ya trataron de hacer otros) si no se ajusta a las «agendas» del globalismo mundial como lo han hecho los sucesivos líderes del PP de una u otra forma. Rajoy mirando para otro lado y desaprovechando su mayoría; Casado y los barones ajustándose a las instrucciones globalistas (hay que recordar lo que dejó como herencia Cifuentes o lo que pasa ahora en Andalucía).
    Por cierto, no hablo de izquierdas y derechas, ya anacrónicas, sino de codicias y ambiciones personales de las marionetas del espectáculo.
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.