De Paz a Esperanza

Por
— P U B L I C I D A D —

Margarita Robles, Ministra de Defensa y encargada del CNI, nuestros espías nacionales, perdió su lustre el martes pasado al sacrificar en el altar de los independentistas a la Directora del “Centro”, Paz Esteban.

Seguiría instrucciones de Pedro Sánchez, su jefe, pero ella, súbitamente, abandonó a Esteban a la hora de la verdad después de haberla defendido a capa y espada. Cedió, puede suponerse, por mantener su poltrona, así como por su futuro político y profesional.

Es vieja blusa sanchista, pero no forzosamente de primera línea. Apoyó a Sánchez cuando el “no es no” y fue premiada con un ministerio señalado como suprimible por el actual Presidente del Gobierno, por lo tanto, para él, devaluado, de segunda fila…

¡Qué cosas se llegan a decir para demostrar que se es de izquierdas de toda la vida! Preguntado en 2014 qué ministerio eliminaría del gobierno, Sánchez respondió, nada menos, que el de Defensa. Aunque fuese retórica, una demagogia exenta de seriedad.

Lo anterior para, rectificando acertadamente, aún sin ser sabio, acabar entregando armas a una Ucrania agredida cobardemente por Rusia, afirmar que doblará el presupuesto de Defensa y acoger una Cumbre de la OTAN, esa que la izquierda verdadera sigue denostando porque su inteligencia no alcanza a comprender que es la defensa de una UE carente de una propia, Unión de la que, en verdad, esa izquierda verdadera tampoco es tan partidaria. Lo de Sánchez es pura incoherencia, diría un marciano recién aterrizado. Oportunismo, responderían los lugareños acostumbrados.

Perdida la batalla contra los podemitas gubernamentales y los separatistas por vigilar, algo obvio y con aval de un juez, entregada, consecuentemente, la cabeza de Esteban, perdida, asimismo, la otra batalla con el chico de confianza y recados de Sánchez, Félix Bolaños, al que muchos responsabilizan con argumentos serios de no evitar los pinchazos a los teléfonos gubernamentales, una tarea que no era del CNI, a Robles le dieron un premio de consolación por no dimitir: determinar la sucesión de Esteban, aunque algunos piensan que habrá una crisis gubernamental veraniega en la que Robles perdería su ministerio. Paso a paso …, pero vaya usted a saber.

Esperanza Casteleiro fue la agraciada para encabezar el CNI. Como Esteban, espía de toda la vida y, también, de la confianza de Robles que la ha tenido de Jefa de su Gabinete y, luego, de Secretaria de Estado. Igual puede cumplir cinco años al frente del Centro siguiendo su estatuto favorable a una estabilidad apolítica. Esteban solo resistió dos años y sigue una saga de dimisiones y ceses contaminados políticamente lo que deja un mal sabor de boca en un ámbito necesitado de una tranquilidad alejada de los focos.

Esperanza sustituye, pues, a Paz y siendo las dos unas buenas profesionales, como los tres mil componentes del CNI, al igual que el conjunto de todos los funcionarios del Estado, esperamos que seguirá el Centro cumpliendo con sus obligaciones, incluida la vigilancia de los enemigos de España, internos y externos, y quienes quieren descuartizarla debieran de estar incluidos.

Dicho esto, si a James Bond le dejan al pie de los caballos, es posible que su osadía se debilite y no se la juegue tanto por el servicio al Estado, que nos ampara a todos. Espías recogidos, cosiendo en casa con dedal protector, viendo solo por la tele lo que ocurre por España y el mundo. Esperando a un entrenador que no solo confíe en ellos, sino que, además, les respalde de principio a fin. Seguramente Casteleiro mirará al frente, pero, quizás, por recomendación de Bond, de reojo a Sánchez, Robles y Bolaños, por considerarlos, ya, de escasa confianza.

1 Comentario

  1. «Lo de Sánchez es pura incoherencia». Menos mal. Es una corrección al «Sánchez y Borrell lo saben» de su otro artículo. Rectificar es de sabios…..
    Por lo demás totalmente de acuerdo con su artículo. Se sacrifican los «peones» que sea necesario para mantener una situación estrictamente personal.
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.