Consultas

Consultas
Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

Tras el extraordinario resultado favorable a un gobierno del PSOE con Podemos (92%) en la consulta que Pedro Sánchez hizo a su militancia, aunque inferior al obtenido por Pablo Iglesias en su propio plebiscito para lo mismo (97%), parece legítimo preguntarse por una posible consulta para una fusión de ambos partidos.

¡Una sola izquierda! Algo inimaginable desde que en España el comunismo se desgajó del socialismo en 1921. Conocemos el recorrido de los que se apartaron del tronco socialista con la revolución rusa, instaurando un sistema político-económico que sobrevivió, también con enormes injusticias, unos 74 años antes de derrumbarse en 1991, destruyendo la URSS y desmembrando hasta la propia Rusia.

Los bienes del Estado, fruto de expropiaciones, sudor popular, genocidios y gulags, fueron apropiados por los más listos (¿oligarcas?) que se convirtieron en millonarios al tiempo que tanto dentro como fuera de la Federación rusa se vio en 1999 con alivio la llegada de Vladimir Putin ante el riesgo de una Rusia convertida en Estado fallido, con miles de cabezas nucleares a su disposición. Muchas veces los males menores son mejores que las buenas opciones.

La corriente podemita de una fusión PSOE/Podemos seguiría mirando a Cuba, Venezuela y otros países calcados sin perder de vista a la antigua URSS. Las malas experiencias no impiden que se tropiece muchas veces en la misma piedra. El pasado siempre arrojó que la unión de los socialistas con los comunistas fue en detrimento de los primeros.

¿Son los podemitas marxistas y comunistas? Su dirigencia proviene en buena medida de Izquierda Unida (y de su ámbito intelectual). Con IU, el Partido Comunista de España opera sin sus siglas con un entramado que controla. Pero, eso se superó: “¿Que eras antes de ser de IU?”. “Comunista”, contestaban. “Que eras antes de ser de Podemos?”. “Pues, de IU” responden ahora, con lo que el PCE desaparece del espectro visible, sin perjuicio de la vergüenza torera de Alberto Garzón.

Felipe González situó al PSOE en la socialdemocracia europea, reticente a pactar con los comunistas. Joaquín Almunia se apartó de ello en la campaña electoral de 2000 al abrir la puerta a un entendimiento postelectoral con IU. José María Aznar obtuvo una mayoría absoluta. ¿Tuvo la culpa ese ofrecimiento o la pugna entre Almunia y Borrell por dirigir el PSOE? ¿Un poco de todo? Quizás, mucho de todo y algo más. ¿Podría, ahora, Sánchez, abrazado a Iglesias, guiar al PSOE hacia una fusión con Podemos? Improbable. ¿Y si le hiciese falta? ….

Estas consultas suscitan la cuestión de la democracia representativa y directa. Nuestras democracias parlamentarias son representativas, pudiendo ello aportar mayor serenidad a las controversias. El recurso a los referéndums es puntual y con debates previos. Son más divisivos para la sociedad que cuando los parlamentos toman las decisiones.

En los partidos, que también tienen órganos representativos, las consultas no suelen estar precedidas de debates estructurados y sus resultados pueden parecer teledirigidos por preguntas hábilmente redactadas. ¿Populismo interno? No sorprende que, ahora, el 92% de los militantes socialistas se hayan enamorado, finalmente, de Podemos (más acaramelado con su 97%) y que en la derecha aprovechen para hablar de “resultados a la búlgara”. ¿Hubiera ocurrido lo mismo si los consultados hubieran sido por separado los que votaron al PSOE o a Podemos el 10-N?

Otra consulta también posible sería: ¿Es España plurinacional (PSC/Iceta) o debe ser federal (PSOE/Declaración de Granada)? Lo segundo facilitaría determinar definitivamente las competencias del gobierno federal y las de los federados (antiguas Autonomías). ¿Lo primero llevaría, quizás, a una España estructurada con solo unas pocas entidades autonómicas “nacionales” (pe: Cataluña, País Vasco, Galicia y Castilla)?

En todo caso, desde Ferraz se promueve un “cordón sanitario” respecto de Vox mientras en Navarra se hace más evidente la dependencia de la Presidenta socialista María Chivite de Bildu, sin cordón alguno. Ferraz no los pone ni a Bildu ni a Podemos, extrema izquierda de un escenario con Vox en la extrema derecha. Ni tampoco a ERC. Vienen curvas. ¿Alguna consulta en ciernes?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.