Bajo la bandera de España

Bajo la bandera de España
Por
— P U B L I C I D A D —

Nuestra bandera nacional suscita, más que en cualquier país de cultura occidental, una aversión y una pasión que encuentran amplio nicho en nuestro espectro ideológico y, por esta extraña circunstancia, la reciente exhibición de una gran bandera de España en el acto organizado por el PSOE para proclamar a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno, ha dado lugar a que cuestión tan normal en cualquier lugar del mundo haya sido aquí noticia y generado controversia incluso en las propias filas socialistas.

Al hacerse eco de esa controversia, Juan Claudio de Ramón, hijo, (hacemos la distinción por lo que después diremos) ha publicado una Tribuna, en el País (24-6-15) que inicia así:

“Al exhibir la bandera de la democracia española en su último mitin, Pedro Sánchez no solo ha realizado un gesto liberador para miles de militantes socialistas y del agrado de millones de españoles; también ha descolocado a su principal rival por la izquierda. Desde hace meses se rumoreaba que en Podemos se estaban pensando si sacar o no la bandera española a la calle y ahora el PSOE se les ha adelantado. El asunto no es menor. Si, en la estela de Sánchez, Pablo Iglesias y los suyos se sacuden los complejos que impiden a la izquierda española contemporánea hacer de la bandera constitucional un signo de dignidad popular, algo habrá cambiado en nuestra cultura política. ()”

Pues bien, resulta que coincidiendo con el citado artículo que merece leerse al completo, Juan Claudio de Ramón, padre, nos ha enviado un excelente relato en el que rememora la entrada de Tierno Galván como primer alcalde socialista de Madrid en las primeras elecciones municipales de nuestra transición tras morir Franco.

Tierno sorprendió a tirios y troyanos, y aquí pongan el nombre del disgustado José Luis Álvarez que ganó las elecciones en numero de votos pero sumaba 20 concejales, los mismos que Tierno que logró sumar los 9 que obtuvo el PCE que lideraba como candidato Ramón Tamames. La sorpresa vino dada porque Tierno, al tomar posesión, invocó al Crucifijo, como Símbolo de Paz y a la Constitución, votada por todos los españoles, como Marco de Convivencia. Pero ese fue solo el inicio, porque al poco tiempo Tierno mandó al autor del relato iniciar las gestiones, en aquel tiempo no tan sencillas, para hacer patente el amor a una bandera que patrimonializaba en Madrid la Capitanía General…

Pero mejor vayamos a la fuente directa del relato que como descargable dejamos en el Portal de la Fundación Emprendedores a disposición de los lectores:

pdfLa Bandera de España y Enrique Tierno
Juan Claudio de Ramón / PDF (211KB)

Animamos a que alguien se lo susurre a la alcaldesa Carmena, porque si quiere seducir a quienes no le votaron, Tierno le trazó el camino para encandilar a los madrileños.


Ilustración basada en la foto original de Inma Aguilar / eldiario.es

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.