¿A quién votar?

Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

Salgo de casa y me pregunta el portero si voy a votar el 10 de noviembre. “No sé, Josep”. Si le doy pie, intentará que vote por un partido que acepte la “autodeterminación colonial de Cataluña”. ¿Por qué no tendré un portero rumano o ecuatoriano como casi todo el mundo? Al pasar por delante de una iglesia, su mendigo me pregunta lo mismo. ¡Vaya por Dios! Musito un “buenos días” acompañado de una dádiva y sigo mí camino.

Entro en mi bar favorito y SAM inquiere lo mismo. ¡Hasta un robot muestra esta curiosidad! Nada más sentarme en un butacón junto a mi sobrino Evaristo, me trae ANDREA mi consumición sin habérsela pedido (¡bendita sea su inteligencia artificial!).

¿Votará usted el 10-N?

—¡¿Tú también ANDREA?!

Evaristo se ríe.

— Muchos hacen esta pregunta. Es posible una abstención alta por el enfado con los políticos.

Ya, pero es cansado que te lo pregunten todo el día.

— Es que no saben si votar, y, de hacerlo, a quién. Los índices de fidelidad partidaria son muy bajos.

Tras probar mi bebida le pregunto a Evaristo:

¿Vas a votar?

— ¡¿Me lo preguntas tú…?!

— Contesta …

— No lo sé, ni a quién. No votaré ni a la ultraderecha ni a la ultraizquierda a pesar de que derecha e izquierda son condescendientes con sus respectivos extremos.

— Solo los consideran hermanos separados, me lamento. Buscan exclusivamente sus apoyos y rechazan pactar con los partidos de la otra orilla.

Tampoco votaré a Rivera. Su aparente vuelta al centro no tiene credibilidad. Es uno de los principales responsables de la repetición electoral, añade Evaristo.

La televisión del local muestra diversos mítines electorales y el Palacio de Congresos.

— Solo te queda el “voto útil”: PSOE o PP, le digo a mi sobrino, emulando a José Félix Tezanos, Presidente del CIS (¿o únicamente recomendó en su polémico artículo votar a los socialistas?).

Pablo Casado juega ahora a moderado, pero no está lejos de Vox y sus protegidas, Isabel Díaz Ayuso y Cayetana Álvarez de Toledo, provocan en lugar de buscar entendimientos.

— ¡Entonces, votarás a Pedro Sánchez!

— No. Es otro veleta que, además, ha llevado caótica y peligrosamente su aproximación a Podemos y no supo cuidar, antes, a Rivera. ¡Parece mentira que hace tres años intentarán juntos una investidura! Me sorprendió que no fuese a la manifestación constitucionalista de “Societat Civil Catalana” en Barcelona el 27 de octubre pasado. Solo envió a Ábalos y a Borrell. Sus rivales Casado y Rivera fueron (Sánchez también es un candidato). La equidistancia no es posible entre constitucionalistas y separatistas.

— Pues, querido sobrino, solo te queda la abstención….

Se instala un silencio que, al poco, rompe Evaristo:

— Errejón….

— ¡Vas a votar a Iñigo Errejón! exclamo sorprendido.

— No creo. Parece más razonable que Iglesias, pero viene del mismo sitio y piensa igual. Son comunistas populistas. Iglesias confiesa que de no votar a Podemos votaría a IU, es decir al PCE que la controla. Obvian el fracaso económico y político de la Rusia soviética y que China se volvió capitalista sin perjuicio de su dictadura comunista, por no mencionar Venezuela y Cuba. Veremos cuántos votos y escaños le sustrae “Más Errejón” a Podemos y PSOE.

— ¡Estás muy indeciso!

— Más aún tras el debate televisivo del lunes pasado. No se pusieron de acuerdo tras el 28-A y en vez de disculparse por ello y facilitar un futuro entendimiento siguieron tirándose los trastos a la cabeza, sentencia Evaristo. Si los resultados del 10-N fuesen similares a los de abril, se subrayaría a los políticos que son ellos quienes deben resolver los problemas del país y no los españoles los de los políticos.

— Lo más improbable, concluyo, será un acuerdo entre derecha e izquierda buscando el centro, lo que nos dejaría con unos partidos constitucionalistas divididos respecto de Cataluña, un regalo para los separatistas …

— Hay un manifiesto (“La España que reúne”), interviene Evaristo, de políticos antes vinculados a Ciudadanos, que aboga por ello, y Enric Juliana cree, en La Vanguardia, que puede que lo único posible sea algún acuerdo PSOE-PP. “Veremos”, como dice Miguel Ángel Aguilar…

En esto, llega ANDREA para despejar la mesa.

— ¿Va usted a votar?, Don Evaristo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.