Una coalición ganadora

Una coalición ganadora
Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

Mi sobrino Evaristo convoca una de nuestras tertulias telemáticas de mi bar favorito auspiciadas por sus eficaces androides y gerentes, ANDREA y SAM.

—Joe Biden acaba de ser nominado candidato demócrata a la Casa Blanca. Hay quien señala que la coalición que le apoya a es tan amplía que, ideológicamente, es incoherente.

—Podría ser, concedo. Parece un conglomerado variopinto de centro izquierda. Sin embargo, el programa de Biden es un viaje claro hacia el centro, la moderación y el entendimiento, una propuesta ganadora, mientras el de Trump es un nacionalismo exagerado y excluyente, internacionalmente disruptivo.

 “Lo que une esta coalición es la necesidad de parar a Trump”, interviene desde la barra SAM.

 —El futuro de Biden será complicado, señalo. No podrá contentar a todas sus huestes a la vez, si bien una cualidad suya, reconocida por todos, es su capacidad de forjar pactos y conseguir acuerdos entre los suyos y con sus oponentes.

—El ala progresista le sigue a regañadientes, recuerda Evaristo, aunque dejará alguna impronta en el programa electoral en temas como ecología o sanidad. Alexandria Ocasio-Cortez, musa de la izquierda, deberá aprender paciencia y moderación, aunque activistas juveniles señalan que están dispuestos a abstenerse.

“Sería la mejor manera de favorecer la reelección de Trump”, se inquieta ANDREA.

—Por eso, señalo, el Senador progresista Sanders, aunque está de retirada, respalda decididamente a Biden.

—Otro que está de retirada es Bill Clinton, comenta Evaristo. Fue un buen Presidente, pero su disoluta vida personal le hace impresentable para su partido en tiempos de igualdad y dignidad de las mujeres. Le dieron poco tiempo para expresarse en esta convención telemática por culpa del coronavirus.

 “La candidata a la Vicepresidencia, Kamala Harris, también es centrista, aunque con un perfil bien definido: mujer, afroamericana de padre jamaicano y madre hindú, dura con la criminalidad, activa en el feminismo, manifiesta ANDREA. Busca con su partido una “justicia racial” que, aunque centrada en el “Black lives matter”, es extensible a todas las minorías. Representa la costa Oeste mientras Biden la del Este. Un buen cuadro complementario e, incluso, sucesorio tras una presidencia de cuatro u ocho años del ex-Vicepresidente de Obama que le apoya totalmente”.

Afirmar, señalo, que Biden solo es para cuatro años, podría restarle votos. Otra cosa es que Harris esté bien situada para su sucesión.

—Biden aporta experiencia, recuerda Evaristo. Le sostienen los afroamericanos y parte de una clase media desencantada del magnate. Muchos Republicanos le apoyan abiertamente como Colin Powell, militar y Secretario de Estado con Bush Jr. Asimismo, bastantes que desconfiaban de Hillary Clinton por altiva y por mujer, incluso mujeres, votarán esta vez al candidato demócrata.

—Por otra parte, señalo, la esposa de Biden, Jill, es una mujer moderna, educadora en centros de formación profesional. Ayudó a su marido a recuperar una vida familiar tras un drama que le dejó viudo con dos hijos menores. Algo más humano que una Melania distante a la vez de su marido y del electorado.

—No habrá que perder de vista las trampas, golpes bajos y “fake news” de Trump, se inquieta Evaristo.

—En efecto, respondo, pero “los buenos” están más prevenidos. Trump ya ha fracasado en un intento de retrasar la elección y otro de reducir gastos del servicio postal para dificultar el voto por correo.

“¿Qué aportará Biden en política exterior?” pregunta SAM.

Volverá al compromiso transatlántico de confianza, afirmo. Europa dejará de ser casi un enemigo, sin perjuicio de diferencias específicas. Los EEUU volverán al multilateralismo internacional y a acuerdos abandonados por Trump como el climático y el nuclear con Irán.

—Ahora bien, dice Evaristo, se mantendrán las tensiones con China, la reclamación de un mayor esfuerzo en defensa por parte europea y el acuerdo firmado entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos. En materia económica, Biden deberá obtener la confianza que Wall Street tiene en Trump.

Biden y su Administración tendrán que ejercer un liderazgo claro respecto de la pandemia; de la crisis económica, incluida la ecología; de la lucha contra el racismo; y en el marco internacional”, sentencia ANDREA mientras se cierra la sesión …

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.