Rejuvenecer la patria

Dan Patrick
Serralaitz
Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.

Así de bravo y echado p’alante, Dan Patrick, vicegobernador de Texas, USA: “deberíamos jugarnos la supervivencia de los ancianos a cambio de mantener Estados Unidos tal como es”.

Eso de salvaguardar ante todo la grandeza y supremacía de la patria parece que también le va a Donald Trump.

En todo caso, resulta revelador comprobar la mortalidad que causa el Covid-19 país por país. En España, se calcula que el 95 % de los que han muerto hasta hoy víctimas de la pandemia son mayores de 60 años, una cifra muy superior a las muertes de ancianos que se registran en otros países.

A lo mejor los aficionados a estadísticas podrían investigar porqué se da esta mortalidad en España y en otros países. Podría ser porque entre nosotros los abuelos son acogidos en centros que carecen de los medios necesarios o de la voluntad necesaria para cuidarlos. Pero valdría la pena aventurar una hipótesis diferente. Es bien sabido que España cuenta con una política de salud pública de gran calidad, y que la esperanza de vida entre nosotros es superior a la que alcanzan otros países.

Pero las cifras están ahí. Y la lógica más elemental sugeriría que, en igualdad de población de ancianos país por país, una pandemia inesperada y violenta como el Covid-19, forzosamente debería afectar a los mayores en una proporción numérica semejante.

Felizmente, ningún político de nuestro país se ha aventurado a decir que España, para escalar posiciones en el ranking de países poderosos del planeta, necesitaría dejar morir a los viejos con este oportunidad del Covid-19. Aquí parece que consideramos que las patrias son para proteger la vida de sus súbditos, y que los genocidios de nazis de Centroeuropa o de afrikaners de África del Sur, felizmente vencidos por un tal Nelson Mandela, no gozan de las simpatías que aparecen en otros lugares del planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.