“F” de fiscales

Ministerio fiscal
Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

El tiempo, clemente, permite que mi sobrino Evaristo y yo disfrutemos de la elegante terraza de mi bar favorito. Sus eficaces androides, ANDREA y SAM, nos han traído lo que deseábamos tomar sin preguntar. Como siempre. ¡Sus algoritmos son prodigiosos!

La Unión Europea ha valorado la situación del Estado de Derecho en sus países miembros, señala Evaristo.

La Unión Europea ha valorado la situación del Estado de Derecho en sus países miembros, señala Evaristo.

La Unión Europea ha valorado la situación del Estado de Derecho en sus países miembros, señala Evaristo.

La Unión Europea ha valorado la situación del Estado de Derecho en sus países miembros, señala Evaristo.

“Lo de ser un país plenamente democrático no se logra de un día para otro apoyando un botón milagroso”, tercia ANDREA mientras deja unos cacahuetes.

—Hay que darle a ese botón, señala Evaristo, pero, luego, hay una práctica y un acerbo que no se establece automáticamente.

—La trayectoria democrática y de profundización de los derechos civiles del Reino Unido es bastante ejemplar, afirmo. Casi todos los demás países europeos han tenido, en cambio, problemas serios a lo largo del siglo XX, con, resumiendo, dos guerras mundiales y una fría; la ocupación nazi en casi todo el continente seguida, para la Europa del Este, de la ocupación soviética y la imposición de su dictadura comunista.

—En efecto, recuerda Evaristo. En bastantes casos las democracias liberales se interrumpieron muchísimos años. Recuperar el retraso requiere tiempo.

—En España, también resumiendo, la Monarquía, parlamentaria, se desprestigió con Alfonso XIII y las guerras de África. Luego vino la dictadura de Primo de Rivera; una II República fallida; una guerra civil tremenda seguida de cuarenta años de la dictadura franquista, implacable, cuyas secuelas aún pagamos, sin olvidar el terrorismo etarra e internacional.

“Han rescatado ustedes su democracia en 1975”, señala SAM, que rellena nuestros vasos, “pero tienen que volver a aprender a comportarse con plenitud democrática respetando los aspectos esenciales de la convivencia recuperada tras Franco con la Transición”.

—El balance actual es bueno formalmente, señalo, pero hay indicadores preocupantes. Desde la crisis de 2008 nuestra convivencia se ha degradado substancialmente y los políticos radicalizan al país desde que el bipartidismo decayó. La mayor pluralidad política no se traduce, como debiera, en un mejor entendimiento.

—Las recientes memorias de Albert Rivera, interviene Evaristo, subrayan su ineptitud política y, asimismo, como, en España, se culpa siempre a los demás.

“El informe de la UE”, afirma ANDREA tras atender a un cliente, “señala negativamente dos cuestiones importantes: la incapacidad de renovar el Consejo del Poder Judicial y una excesiva proximidad entre la Fiscalía y el Gobierno de turno”.

—La renovación del entramado judicial ha sido frecuentemente bloqueada por los conservadores, recuerdo. Lo de la Fiscalía puede ser más vergonzoso si se infiere del informe comunitario que tanto PP como PSOE intentan instrumentalizar cuando gobiernan. Por cierto, la reciente sentencia absolviendo a los acusados por la salida a bolsa de Bankia parece un fracaso de la Fiscalía.

—Algunos atolondrados deben de tener a bordo, señala con regocijo Evaristo: en Valladolid, la Fiscalía local habría propuesto una “M” discriminatoria para los conductores de más de 70 años como si fuesen los mayores responsables de accidentes.

Es más, intervengo, con una sociedad que envejece y en la que los mayores cada vez están más solos, dificultarles la movilidad es cruel.

“En este país”, señala SAM al marcharnos, “apenas se valora la experiencia. El muerto al hoyo y el jubilado, también”. “Pues, que pongan un cartel con una “F” de fiscal en sus coches para verles venir mejor”, sentencia ANDREA con una risotada metálica.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.