Evaristo en la Casa Blanca

Evaristo en la Casa Blanca
Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

Entro en mi bar favorito y encuentro a mi sobrino Evaristo en animada charla con SAM y ANDREA. De vez en cuando, alguno de los dos robots atiende con su celeridad habitual a algún cliente, pero el panorama está tranquilo.

“¿Como es la Casa Blanca?” pregunta SAM. “¿Es verdad que el intendente es un afroamericano descendiente de esclavos?”inquiere ANDREA que reconoce haber pirateado electrónicamente la película “El Mayordomo”.

“No sé, ANDREA”, confiesa Evaristo. “Yo he accedido con una visita guiada. La Casa Blanca se empezó a construir en 1792 y en 1800 la habitaron por primera vez. Los ingleses la incendiaron en 1814, cuando la guerra de 1812. Una leyenda urbana afirma que la pintaron entonces de blanco para disimular los rastros del incendio. Sin embargo, ya en 1811 la denominaban con su actual apelación.

“¿Viste a Donald Trump?”, bromeo mientras SAM me pone un té y una tostada con mantequilla y mermelada de albaricoque. “Para el señor, mermelada de fresa” corrige con su timbre metálico ANDREA cuyos algoritmos son más veteranos.

—“Pues, sí”, responde Evaristo con énfasis. “Sin darme cuenta, abrí una puerta y me encontré en el Despacho Oval”. “Who are you?” me preguntó Trump mientras tuiteaba. “Ah! Evaristo!”, exclamó en inglés alzando la vista tras leer mi tarjeta de visitante. “From Spain” afirmó alzando los brazos: toreadors, payellas, gaspasho …. I met Pedro Sánchez in Biarritz G7”, prosiguió. “Mucho simpático. Me gústo de Spain tener Rey, como United Kingdom. No mala idea. Yo, Donald I de United States. Ja, ja, ja.

—¿Va a declarar la guerra a China? ¿Va a usar el Brexit contra la Unión Europea? ¿Van los EEUU a abandonar a los europeos?, pregunté, apresuradamente.

—No, no. No guerra con Beijing ni con nadie a pesar I am el más fuerte del world. Solo lucha aranceles por competencia desleal y eso hacerles daño. Y a europeos también, que dan en Bruselas subvenciones contra mi gran nación, como a Airbus, y compran menos productos made in USA. Además, europeos no poner suficiente dinero en defensa y aprovecharse de paraguas militar y nuclear de americans.

—¿E Irán?

—Malos, muy malos. Querer arma nuclear como North Korea. Peligrosos. Ayudan terrorists. Yo help Israel, Saudi Arabia y Turkey a pesar President Erdogán compra armas a Rusia, aunque no compatibles con OTAN.

—Pero ….

Yo también winner elecciones 2020. Jo Biden candidato más dangerous. Other Democrats como Kamala Harris o Senadora Warren tropo rojos para gusto middle Americans. Yo ser reelected …

—¿No será usted destituido por el escándalo de pedir ayuda a Ucrania contra Biden?

“Entonces, palideció”, precisó Evaristo, “y se puso furioso gritando que Nancy Pelosi, Presidenta del Congreso, era una bruja que quería cazarle y dar un golpe de Estado. “Cuando, finalmente”, prosiguió Evaristo, “me sacaron del despacho, atiné a preguntarle por el cambio climático y me respondió: Fake news”.

—Un poco simplista todo esto, ¿no te parece?, le digo a Evaristo.

Esa es su fuerza. Mensajes sencillos y demagógicos. A los viejos rojos con tripa feliz les puede gustar Biden, que fue Vicepresidente de Barack Obama, como les gustó Hillary Clinton, pero los jóvenes preferían entonces a Bernie Sanders y, ahora, a Kamala, de madre india tamil y padre afrojamaicano, o a Warren, aunque blanca y de la pija Nueva Inglaterra. Ambas mujeres progres …

—Bueno, quedan nueve o diez meses hasta la proclamación de los candidatos y eso es una eternidad. Quizás un “ticket” de Biden con una de estas dos mujeres podría ayudar a que los Demócratas consigan la Casa Blanca. En noviembre pasado recuperaron la Cámara Baja.

—Falta mucho tiempo, en efecto, pero da mucha ventaja estar en el sillón presidencial peleando por la reelección. Como aquí con Sánchez.

Los dos robots asienten y se reintegran a sus obligaciones al entrar un grupo de turistas ingleses abandonados por la quebrada agencia británica de viajes Thomas Cook. Piden cerveza negra para emborracharse, felices de no poder volver ahora a su país con la que cae allí. Invito al café a Evaristo, que por algo es mi sobrino, mientras me rio de su gorra roja en la que se dice que Trump solo vende gorras …..

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.