Bolas de cristal averiadas

Bolas de cristal averiadas
Por
— P U B L I C I D A D —

En la terraza de mi bar favorito los androides ANDREA y SAM atienden a la clientela y PAAF, el mayordomo volador, lo supervisa todo. Mi sobrino Evaristo lleva en la solapa dos chapas.  Una reza “Putin: criminal de guerra”. La otra, “Sahara Occidental”.

—Hay quienes disponen de bolas de cristal retroactivas, dice Evaristo. Iguales que las que escudriñan el futuro, ofrecen, sin embargo, la seguridad del pasado…

“Muchas están averiadas, alerta ANDREA. “Aseguran que el mundo occidental se ensañó con Rusia por oponerse a que Stalin ocupara toda Europa. Luego, EEUU y la OTAN, una alianza supuestamente agresiva, habrían provocado la caída del angélico comunismo ruso y la implosión de la URSS que, en realidad, se debió al fracaso del marxismo-leninismo”.

—También aseguran, añado, que no debió acogerse en la Unión Europea y en la OTAN a aquellos que, liberados de su amo ruso, le seguían temiendo. Sin embargo, tenían derecho a ingresar en la UE y en la Alianza, defensa de la Unión. Inevitable, además, cuando Alemania oriental fue absorbida por la occidental en la UE y en la OTAN con el permiso de Gorbachov. ¿Por qué habrían de ser discriminados los demás países del Este?

—Pues, justificando a Putin, un santo según el Patriarca ortodoxo de Moscú ironiza Evaristo, ¿Para qué respetar Ucrania o una legalidad internacional construida con la propia Rusia en 1975 al firmar el Acta Final de Helsinki?

Por iniciativa de Putin, afirma SAM pasando unas croquetas, vuelve otra guerra fría y un nuevo telón de acero con Ucrania desarbolada y condicionada por la fuerza desde el Kremlin y el temor de los vecinos de la eterna Rusia imperial que pretende con Putin integrar como sea una pretendida y excluyente civilización ruso-ortodoxa. Espero que no emplee para ello armas nucleares, químicas y biológicas”.

—González Laya reflejaba recientemente en una entrevista, comento, como se hicieron grandes esfuerzos para normalizar las relaciones económicas y políticas con Rusia desde la caída del muro de Berlín.  

—Vuelve, subraya Evaristo, la desconfianza hacia los rusos, no sólo hacia Putin. La UE pretende tener una defensa propia; se refuerza el Mare Nostrum atlántico y su vínculo; la OTAN se fortalece; y se contempla con inquietud al gigante chino, compadre del ruso, ambos sin libertades internas. Esta semana fue importante: Biden estuvo, en Bruselas, en la OTAN, con la Unión Europea y en el G7. Firmeza transatlántica y unidad del mundo occidental al que también pertenecen Japón y otros países no europeos.

SAM deja unas aceitunas. “Al Sur, la política española dio un giro copernicano desde la sombra.  ¿Dice algo al respecto su bola de cristal retroactiva, Don Evaristo?”.

—Dice que Sánchez habría modificado una postura tradicional. De apoyar la independencia saharaui, España pasaría a considerar preferible la soberanía marroquí con un premio de consolación: una autonomía saharaui. No obstante, favorecer la oferta marroquí no obvia la conformidad saharaui y la aprobación de la ONU.

—Es realista, admito. Zapatero y Moratinos dicen haberlo apoyado desde 2008 y Albares afirma que también lo hizo Rajoy desde 2012. ¿La carta de Sánchez es, pues, un giro o una reafirmación?

—Nadie lo sabe, afirma Evaristo, porque desde el Gobierno se explican mal y todos critican a Sánchez por, dicen, arrodillarse ante Mohamed VI, pero ¿Se desdeciría Feijoo si lograra gobernar?

—Ciertamente, sobrino, aunque el Gobierno parece una jaula de grillos. Además, hay tinta de calamar en el ambiente al afirmarse que, como contrapartida, Marruecos respetará la integridad territorial española, es decir, Ceuta, Melilla, los Peñones y las aguas territoriales canarias. Sin embargo, no muestran prueba documental alguna. ¿Más mentiras?

“Antes supo Rabat del llamado giro”, interviene ANDREA al recoger unos platos, “que la propia orquesta de “Yolanda y los Pegamoides”, encolados a sus poltronas. Patalean con resignación comunista y paciencia marxista”, remata la ginoide con una risita.

Tampoco fue avisada la oposición, ni el Parlamento, ni Argelia, señalo con severidad, y los españoles nos enteramos por Marruecos. ¡Vergonzoso! Sánchez evita explicarse y Albares, Ministro de Asuntos Europeos, según Sánchez y El País, fracasó en ese empeño en la Comisión parlamentaria de Exteriores. ¡Hasta le dijeron que no cuenta con el respaldo del Parlamento en su inminente viaje a Rabat! Argel retiró a su Embajador, aunque Madrid asegura que no peligra nuestro suministro de gas. Veremos.

PAAF nos despide con su acento y desdén franceses: “Igual Sánchez y Albares necesitan cursillos de diplomacia y artes escénicas. Nunca hay una segunda oportunidad de hacer bien desde el principio aquello que se empezó mal. En democracia las formas son esenciales”. Nos vamos anonadados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.