Nuevas ayudas para autónomos por la crisis del Covid-19

Nuevas ayudas para autónomos por la crisis del Covid-19
Fernando Martín Corroto
Abogado del despacho Martín Corroto y Asociados. C/ Santa Engracia nº 64, 5ª planta. Madrid 28010 Teléfono: 91 593 89 49 Fax: 91 593 89 55 Email: martincorroto@martincorroto.com Web: www.martincorroto.com

Se ha publicado el Real Decreto Ley 30/2020, destinado a apoyar a los trabajadores inscritos en el RETA frente a la crisis originada por el Covid-19.

Los artículos 13 y 14 introducen dos nuevas ayudas de las que pueden beneficiarse los autónomos a partir del 1 de octubre:

  • Prestación extraordinaria por cese de actividad para los autónomos afectados por suspensiones temporales de toda la actividad por el Covid-19 o que no puedan acceder a la prestación de cese ordinaria.
  • Prestación extraordinaria de cese de actividad para los trabajadores autónomos de temporada.

Así mismo, el Real Decreto incluye la prórroga de la prestación extraordinaria por cese de actividad del RD Ley 24/2020 y el acceso a la misma prestación para los que hayan cobrado la prestación del RD Ley 8/2020.

Existen dos perfiles diferentes que pueden solicitar esta prestación:

  • Autónomos afectados por una suspensión temporal de la actividad por Covid-19. El artículo 13 del Real Decreto Ley da la posibilidad de solicitar una prestación por cese de actividad a los autónomos afectados por una suspensión temporal de toda la actividad como consecuencia de medidas de contención frente al Covid-19. La cuantía de la prestación por cese extraordinaria será del 50% de la base mínima de cotización que le corresponda por la actividad que desempeñe. Se podría incrementar un 20% si el autónomo tiene familia numerosa y los ingresos de la unidad familiar proceden de la actividad suspendida. Aunque si conviviesen 2 o más autónomos, hasta primer grado de parentesco o afinidad, con derecho a cobrar la prestación, no se aplicaría dicho incremento. El derecho a cobrar la prestación por cese comenzará desde el día siguiente a la adopción de la medida de cierre. Se extenderá hasta el último día del mes en que se acuerde el fin de las medidas restrictivas. El tiempo que dure la prestación no reducirá los periodos de prestaciones por cese futuras.
  • Autónomos sin derecho a prestación ordinaria. También podrán acceder a una prestación extraordinaria, desde el 1 de octubre, los autónomos que no tengan derecho a la prestación ordinaria por cese de actividad que incluye la Disposición Adicional Cuarta del mismo RD Ley o a la regulada en la Ley General de la Seguridad Social, por no reunir los requisitos de carencia. En estos casos, para acceder, no podrán tener ingresos superiores al SMI durante el último trimestre de 2020 y deberán sufrir durante el cuarto trimestre de 2020 una reducción de ingresos de al menos el 50% respecto al primer trimestre de 2020. La prestación sería del 50% sobre la base mínima de su actividad. Excepto si se cobra por 2 personas de la unidad familiar, que la reduciría al 40% para cada una. Estos autónomos cobrarían la prestación con efectos desde el 1 de octubre, durante un máximo de 4 meses, siempre que se solicite antes del 15 de octubre.

El autónomo no tendrá que cotizar mientras percibe la prestación. Según el artículo 13, durante el tiempo en que se suspenda la actividad, el autónomo estará exonerado de la obligación de cotizar. Este periodo exento se entenderá como cotizado. La base de cotización durante ese tiempo será la establecida al inicio de la prestación.

En el caso de los autónomos que cobren la prestación porque no tuviesen derecho a la ordinaria, tendrán que cotizar por cese de actividad a partir del mes siguiente del cobro de la prestación.

Requisitos:

  • El autónomo tendrá que estar afiliado y en situación de alta, al menos 30 días naturales antes de la resolución del cese de actividad.
  • Estar al corriente de pagos con Seguridad Social. Esta situación podría solucionarse regularizando el descubierto.

Situaciones incompatibles con la prestación por cese de actividad como autónomo:

  • El trabajo por cuenta ajena, excepto si estos ingresos son inferiores al 1,25 veces la cuantía del SMI.
  • Con la realización de otra actividad por cuenta propia.
  • Con el cobro de rendimientos de la sociedad afectada por el cierre.
  • Con la percepción de otra prestación de Seguridad Social, salvo que fuese compatible con la actividad desarrollada.

Modo de solicitud: Se debe solicitar ante la mutua.

  • Si el origen de la prestación está en un cierre de actividad, el plazo será dentro de los 15 primeros días siguientes a la entrada en vigor de la resolución de cierre de actividad. Si se presenta la solicitud fuera de plazo, el derecho a la prestación contará desde el día de la solicitud. Y estarías exento de cotizar desde el primer día del mes en que se hayan fijado las medidas de cierre. Si hubiese un periodo anterior a la fecha de la solicitud, no se entenderá como cotizado, no estaría cubierto por las mutuas.
  • Si la solicita porque no puede acceder a la prestación ordinaria, debe solicitarla hasta el 15 de octubre. Si se solicita posteriormente, tendría efectos a partir del mes siguiente, es decir, perdería el cobro del mes de octubre. Y como máximo se extendería hasta el 31 de enero de 2021.
  • En la solicitud tendrá que comunicar los miembros que forman la unidad familiar, si alguno cobra la prestación o si cuentas con otros ingresos. Se aportará una declaración jurada de los ingresos junto a la solicitud.
  • Para poder solicitar la prestación no puede darse de baja en el RETA, ya que se trata de un cese, no una baja. Si se da de baja, no podrá acogerse, y encima perderá la tarifa plana (si estaba acogido).
  • Una vez entregada la solicitud, su mutua dictará la resolución provisional en base a los documentos aportados.

Posteriormente podría revisar la resolución, si entiende que no tenía derecho, podrían reclamar las cantidades percibidas. Además, habría que ingresar las cotizaciones de ese periodo.

Nueva prestación para trabajadores autónomos de temporada, trabajadores inscritos en el RETA que hayan realizado una única actividad durante los 2 últimos años. También quedarán enmarcados los que hayan hecho un único trabajo durante los meses de junio a diciembre de 2018 y 2019, siempre que no superen los 120 días de alta en esos años.

La cuantía de la prestación sería de un 70% sobre la base mínima de cotización de tu actividad. Se comenzaría a pagar con efectos desde el 1 de octubre de 2020, durante un máximo de 4 meses. Durante el cobro de la prestación, tampoco habrá obligación de cotizar y tendrá las mismas incompatibilidades que las anteriores prestaciones. Se podrá renunciar a ella antes del 31 de diciembre o devolverla por iniciativa propia, porque vea que supera los límites.

Requisitos:

  • El autónomo tendrá que estar dado de alta en TGSS al menos 4 meses en el periodo de junio a diciembre en 2018 y 2019.
  • No haber estado dado de alta o asimilado al alta como trabajador por cuenta ajena más de 120 días entre el 1 de junio de 2018 y el 31 de julio de 2020.
  • No haber desarrollado actividad, ni haber estado de alta o asimilado al alta desde el 1 de marzo al 31 de mayo de 2020.
  • No haber cobrado alguna prestación de Seguridad Social entre enero y junio de 2020, excepto si era compatible con su actividad.
  • No haber obtenido más de 23.275 euros durante 2020.
  • Hallarse al corriente de pagos con TGSS. Podrías regularizar el descubierto para acceder.

La ayuda se solicita ante su mutua como máximo hasta el 15 de octubre. Si se solicita pasada esa fecha, perdería el cobro de esos días, tendría efectos a partir del día siguiente de la presentación de la solicitud.

Se prorroga la prestación por cese de actividad del RD Ley 24/2020. Los autónomos que estuviesen cobrando a la entrada en vigor de la nueva norma la prestación por cese de actividad del RD Ley 24/2020 podrán prorrogarla hasta el 31 de enero de 2021, siempre que se mantengan los mismos requisitos que cuando se concedió.

Igualmente, los autónomos que no hayan cobrado esta prestación durante el tercer trimestre de 2020 podrán solicitar la prestación (artículo 327 de LGSS) siempre que se cumplan los requisitos y hayan cobrado la prestación extraordinaria del RD Ley 8/2020 hasta el 30 de junio. Para ello se deberá acreditar una reducción de la facturación del 75% durante el cuarto trimestre de 2020, respecto del mismo periodo en 2019. Y no obtener en el cuarto trimestre unos rendimientos superiores a 5.818,75 euros.

La prestación se recibirá como máximo hasta el 31 de enero de 2021. A partir de esa fecha, sólo podrían cobrar la prestación por cese los trabajadores que reúnen los requisitos del artículo 330 de LGSS.

Al igual que las otras, se solicitará ante su mutua, con efectos desde el 1 de octubre si se solicita antes del 15 de octubre. Durante el tiempo que dure la prestación, tendrá que ingresar las cotizaciones a Seguridad Social. La mutua le pagará la prestación y el importe de las cotizaciones.

Esta prestación podrá compatibilizarse con el trabajo por cuenta ajena si estos ingresos no superan el 1,25 sobre el SMI. Siendo la prestación del 50% de la base cotización mínima.

Quedamos a su disposición para cualquier duda al respecto.

Más información:

Martín Corroto y Asociados

C/ Santa Engracia nº 64, 5ª planta. Madrid 28010
Teléfono: 91 593 89 49
Fax: 91 593 89 55
Email: martincorroto@martincorroto.com
Web: www.martincorroto.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.