La clave fue Desmond Tutu

El arzobispo emérito sudafricano Desmond Tutu ha fallecido a los 90 años en Ciudad del Cabo

Desmond Tutú
Por
— P U B L I C I D A D —

Desmond Tutu, símbolo de la lucha contra el Apartheid, ha fallecido en Ciudad del Cabo a los 90 años de edad, según anunció el presidente del gobierno sudafricano Cyril Ramaphosa describiendo su muerte como “otro episodio de duelo nacional durante el adiós a una generación que nos entregó una Sudáfrica liberada”.

Tras una larga enfermedad el arzobispo emérito sudafricano estaba muy débil y prácticamente no hablaba en público, aunque nunca olvidaba saludar con su imborrable sonrisa o su profunda mirada. Sus últimas apariciones fueron para vacunarse contra el Covid-19 y en la ceremonia religiosa donde se celebraba sus noventa cumpleaños.

Tutu era considerado la conciencia de la nación, negros y blancos respetaban su fe y el espíritu de reconciliación en una nación profundamente dividida. Siempre luchó por una Sudáfrica justa y predicó contra la tiranía de los blancos.

Más cerca de África

Hace tan solo unos meses, se presentó el libro “Sudáfrica y el camino a la libertad, del apartheid a la democracia” del diplomático español Enrique Ojeda en un acto organizado por Casa África en la Feria del Libro de Sevilla. Se conmemoraba el trigésimo aniversario de las negociaciones para poner fin al apartheid en Sudáfrica. La publicación pertenece a la Colección de Ensayo Casa África en colaboración con la editorial Los Libros de la Catarata.

Resulta sorprendente la lectura en clave de análisis político y de comprensión sociológica de cómo se produjeron movimientos estratégicos por una serie de personajes históricos para desmantelar un Estado supremacista blanco sin provocar una guerra civil.

Desmond Tutu junto con otros personajes históricos como el líder del Congreso Nacional Africano, Nelson Mandela y Frederik de Klerk consiguieron que el camino a la libertad y la democracia pusiera en valor a sus ciudadanos sin tener en cuenta el color de su piel.

Curiosamente de Klerk, presidente de Sudáfrica entre 1989 y 1994, falleció hace poco más de un mes en Ciudad del Cabo. Durante su mandato liberó de prisión a Mandela contribuyendo a poner fin al apartheid. Este político fue galardonado con el Nobel de La Paz de 1993 y el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional de 1992.

El potencial sudafricano, marcado por sus importantes reservas minerales de platino y carbón, líder en producción de combustibles sintéticos, equipamiento de maquinaria y equipamientos para maquinaria convierten al país en un vergel económico, social y político dentro del continente.

Gracias a las iniciativas de Casa África podemos decir que nos encontramos más próximos a nuestro continente natural por nuestra ubicación geográfica, un continente al que culturalmente siempre hemos dado la espalda. Las enseñanzas y el espíritu de personajes con una humanidad excepcional como Mandela o Tutu dejan en todos una huella indeleble con sus mensajes y sus actos.

Un hombre de paz

Según las noticias de agencia, Moseñor Tutu falleció en paz en el centro de atención médica para pacientes de avanzada edad Oasis, en Ciudad del Cabo. Únicamente se ha hecho pública una declaración familiar a cargo de la presidenta de la Fundación Legacy Desmond y Leah Tutu, sin dar detalles sobre el óbito.

El último sueño, una nación arcoíris, que no consiguió que se hiciera realidad seguramente será la próxima meta que los sudafricanos intenten lograr. Como remarcó el presidente sudafricano Tutu fue un patriota sin igual, “un líder de principios y pragmatismo que dio sentido a la percepción bíblica de que la fe sin obras está muerta«. «Oramos para que el alma del Arzobispo Tutu descanse en paz, pero también para que su espíritu sea el centinela del futuro de nuestra nación»

Descanse en paz, estamos convencidos que su lucha por la igualdad y la libertad de su pueblo jamás quedará en el olvido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.