Cumbre de la OTAN: ¿éxito o fracaso?

No hemos logrado un compromiso explícito de protección de Ceuta y Melilla, pero nos hemos colocado en el mapa

Cumbre de la OTAN: ¿éxito o fracaso?
Por
— P U B L I C I D A D —

España está de nuevo en el mapa. Las imágenes de los mandatarios del mundo en la cena informal del museo del Prado han dado la vuelta al mundo. La atenta mirada de las ‘Meninas’ observando a Dragui, Macron, Biden o Boris Johnson no tiene precio. Sin ninguna duda, un éxito de la diplomacia y del servicio de protocolo.

Además, no ha habido un sólo disturbio. Ni siquiera ha habido manifestación significativa de los antiatlantistas. Un éxito de un despliegue policial sin precedentes. Los antisistema están más controlados y más agujereados que un queso gruyere…

Y por si fuera poco, la Monarquía sale fortalecida tras evidenciar el buen hacer como anfitriones en una cumbre de alto nivel. 

Sin embargo, más allá de la fotografía bonita, cabe preguntarse si España es más atractiva a la inversión que ayer y si estamos mejor protegidos que hace una semana. Es posible que la imagen de seguridad haya permeado a pesar de que el ‘impuestazo’ a las eléctricas es una bomba de destrucción masiva de seguridad jurídica.

Pero el gran objetivo de España no se ha logrado. O al menos no como se esperaba. Turquía si ha logrado sus objetivos: vía libre para reprimir a los kurdos a cambio de levantar el veto a la incorporación de Suecia y Finlandia.

Pero España no ha logrado incluir a Ceuta y Melilla en el paraguas de protección OTAN. Es verdad que si hay menciones genéricas y vaporosas de protección del flanco sur y de garantía de la integridad territorial. Pero no es suficiente. Sobre todo cuando la amenaza no es una entelequia de laboratorio, sino una amenaza real y casi diaria.

A cambio del compromiso vaporoso, España se compromete a elevar su inversión en Defensa al 2% del PIB. Y esa inversión no es vaporosa sino real. Constante y sonante. Eso sí, Sánchez decide fiarlo largo de aquí al 2029. Ya luego si eso…

En términos generales, China aparece como una amenaza y Rusia como el principal enemigo. Sin las principales novedades del llamado ‘concepto estratégico’. ¿Es una buena o mala noticia? En mi opinión no es un buen escenario conflictuar con un vecino que era un buen  socio comercial y un colaborador que de pronto pasa a convertirse en enemigo. 

Es probable que ganemos, pero en las guerras todos pierden. Y de momento, la guerra económica tiene más bajas en el lado europeo. Y quizás vayamos a tener muchas más porque los líderes ya van advirtiendo que nos preparemos para tiempos de energía escasa y cara. Gracias.

En cuanto a China, es la verdadera potencia que amenaza la hegemonía americana. Está por ver si sus valores colectivistas y ausentes de Derechos Humanos son compatibles con un desarrollo sostenible. Esa es la batalla de fondo.


El anzuelo del pescador

  • Sobrerrecaudación. Hacienda recauda más que nunca debido a la inflación. Pero no se plantea bajar impuestos porque -argumentan- está en riesgo el estado de bienestar. ¿No será que lo que está en riesgo es -por ejemplo- el Falcon al servicio de Irene Montero para acudir a Nueva York a predicar abortismo ante la sentencia de la Corte Suprema?
  • Corte ‘on fire’. Tras decretar el fin del derecho al aborto en Estados Unidos, la Corte dictaminó el derecho a portar armas, a rezar en clase y ahora recorta las capacidades coercitivas de la agencia de medioambiente; tendrán que rendir cuentas. ¡Faltaría más!
  • Ortega Lara. Este viernes 1 de julio se cumplen 25 años de la liberación de José Antonio Ortega Lara. Todo un símbolo de la dignidad frente a la barbarie de ETA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.