Presupuesto vasco

No pudo ser: aquel clima de consenso entre Don Diego López de Haro y su esposa la legendaria Mari de Anboto que soñaron algunos no cuajó en la Cámara vasca, que votó el 4 de abril, con los votos a favor de PNV y PSE, la abstención del PP y los votos en contra de Bildu y Elkarrekin-Podemos, votaron un presupuesto de 11.057 millones de euros para el año. Los tres partidos del consenso ganador firmaron unas cuentas muy del agrado de la patronal vasca, y radicalmente en contra de las propuestas contra los recortes en derechos sociales y RGI.

Esta vez el debate llegó a la calle, 6 asociaciones de apoyo a personas que viven bajo el umbral de la pobreza protagonizaron en Bilbao una huelga de hambre que duró desde el 24 de marzo hasta el 11 de abril, y fue apoyada por una manifestación de más de dos mil personas el 1 de abril. Desde la Cámara, Bildu y Elkarrekin-Podemos denunciaron que el proyecto de presupuestos estaba siendo dictado por el PP, “el partido más antisocial de esta cámara” en palabras de la portavoz de Elkarrekin-Podemos.

La economista vasca y Licenciada en Ciencias actuariales y financieras Nekane Jurado, en un estudio de los presupuestos vascos de 2017, señala que entre 2008 y 2017 el impuesto de sociedades ha sido rebajado en el conjunto de Euskadi y Navarra en un 45%, mediante la rebaja de tipos y el fraude fiscal imperante.

Para compensar esa rebaja del impuesto de sociedades, la carga fiscal sobre las rentas salariales ha aumentado fuertemente. La economista Jurado calcula que la Hacienda Vasca recibirá del impuesto de sociedades por cada 100 euros solamente 7, y el resto, 93, serán aportados por las rentas salariales.

Jurado recoge de un informe de Técnicos de Hacienda que ya en 2012 se producía en Euskadi un fraude de 13.500 millones de euros anuales, cantidad equivalente a la quinta parte o el 20,6% del PIB.

Se calcula que la recaudación por el impuesto de sociedades ha disminuído entre 2008 y 2017 en un 50%. Este hundimiento de los ingresos se ha producido en buena parte por la huída de las empresas vascas del IBEX35 hacia paraísos fiscales y por el fraude fiscal, junto con las vacaciones fiscales. El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa señala que en 2012 había 555 empresas del IBEX españolas registradas en paraísos fiscales, y en 2014 eran ya 891. Entre las empresas vascas del IBEX35 figuran el BBVA, Iberdrola y Gamesa, y capitales vascos están invertidos en otras empresas del IBEX35. BBVA tiene registradas en paraísos fiscales 52 empresas, Iberdrola 69, Gamesa 15.

Los 37 parlamentarios del PNV y PSE votaron a favor de los presupuestos. Según informe de prensa, el PP, tras conseguir algunas partidas no muy importantes que le interesaban, optó por abstenerse para garantizar así la mayoría necesaria de PNV y PSE. Por su parte, el portavoz del PSE expuso que los presupuestos tenían contenido social.

Representantes de las asociaciones que se han manifestado en la calle y de los protagonistas de la huelga de hambre abuchearon a sus señorías desde el gallinero durante la sesión del parlamento fueron desalojados por la Ertzaintza. Era el eco de una movida de la ciudadanía de a pie que gritó el 1 de abril ante Don Diego López de Haro y la legendaria Dama de Anboto.

Pero los gritos se los llevó el viento. Los poderes fácticos de Euskadi parecen opinar que la economía vasca va bien cuando las empresas, sobre todo las grandes, gozan del máximo de privilegios. Aunque un porcentaje de ciudadanos malviva por debajo del umbral de la pobreza. Al parecer, es el precio que hay que pagar para salir de la crisis.

Y desde la izquierda vasca y desde Unidos Podemos dan por seguro que el PNV devolverá el favor en las Cortes al PP. La filosofía del Presupuesto vasco para 2017 parece anunciar el color del Presupuesto estatal en perspectiva…

Acerca de Serralaitz

Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *