PP y Podemos: mirarse el ombligo

¿Cómo vamos a solucionar el paro en España?, ¿cómo elevaremos nuestra competitividad?, ¿cómo pagaremos la elevadísima deuda contraída?

Fin de semana de congresos de una democracia decadente. Los partidos hacen un parón para mirarse el ombligo, ajenos a los verdaderos problemas del país: ¿cómo vamos a solucionar el elevadísimo paro en España?, ¿cómo elevaremos nuestra competitividad sin devaluar salarios?, ¿cómo pagaremos la elevadísima deuda que hemos contraído para mantener el bienestar?, ¿qué reformas emprenderemos para evitar devaluar nuestra democracia y combatir eficazmente la corrupción?

Montaje: S. Orue /16Estos son -según el CIS- los problemas que preocupan a los españoles. Pero ni están ni se les espera en las agendas de los partidos. Podemos se desangra en una ‘guerra civil’ de egos. Demasiado gallo para el corral. Errejón aspira a un Podemos que pueda pactar con el PSOE mientras que Iglesias aspira a dinamitar al PSOE. La experiencia le ha mostrado demasiadas fugas de Izquierda Unida a la izquierda ‘posible’. Nunca mais. No son compatibles. Por eso se ‘matan’. “A Errejón le dimos demasiado poder”, dice Iglesias. Los medios y la derecha, compran palomitas para disfrutar del espectáculo…

La última, la de ‘Billetero’: “A Errejón le falta carisma, por eso quiere a Iglesias de florero”. Esencialmente cierto, aunque los de Iglesias andan preocupados porque ‘el niño’ es capaz de convocar más bases que él y sus radicales anticapitalistas. Apasionante.

Enfrente, los ‘azules’, mucho más aburridos. ‘Asesinados’ los 12 diputados conservadores, el PP abraza definitivamente la progresía, sin eufemismos ‘centro-reformistas’: maternidad subrogada, adoctrinamiento LGTB y eutanasia. Votarán en conciencia, pero mucho me temo que votarán con los vientos de moda.

Por lo demás, parece casi seguro que Cospedal seguirá haciendo doblete. Sólo queda por saber si Maillo es aupado a la coordinación general, una especie de secretario general sin serlo. Y qué pasará con Arenas, esa apuesta por la renovación…

Mientras, la Justicia condena a Correa, Crespo y el Bigotes en plena víspera. ¿Mala suerte o puntería? Y por s fuera poco, Hacienda acusa a Rato de constituir empresas en el 2001 para “ocultar su identidad y perjudicar al Fisco”. Total: 6,4 millones de euros. ‘¡Joder, qué tropa!’.

Las primarias de Cifuentes ni están ni se las esperan. Será un congreso a la búlgara con poco de renovación. Rajoy volverá a ser aclamado a la búlgara, máxime cuando el escenario apunta a posible tercera vuelta este noviembre si Pedro Sánchez se hace con la secretaría general. Tiene las bases aunque no tenga al electorado, según el CIS. Pero el electorado no votará en el Congreso del PSOE. Tampoco en el del PP…

Y mientras tanto, los deberes sin hacer.

Acerca de Luis Losada Pescador

Periodista.

Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *