Elecciones autonómicas en Cataluña 21D

Otro 21-D decisivo

El tiempo es caprichoso, pero el mismo día que se van a celebrar las elecciones catalanas, coincide con el trigésimo cuarto aniversario de aquella goleada histórica de la selección española de fútbol, cuando ganaron a Malta 12- 1. Esa victoria en la víspera del Sorteo del Gordo de Navidad, colmó de felicidad por anticipado a millones de españoles. A falta de una jornada, España era segunda y necesitaba ganar en el último partido a Malta por 11 goles o más, única posibilidad que tendrían para superar a Holanda en la clasificación final. Si se producía una victoria por menos de ese tanteo, los españoles y neerlandeses empataban a puntos, pero se clasificarían sus rivales al contar con una diferencia de goles mayor. Los medios de comunicación españoles calificaron la remontada de imposible, pero España ganó 12-1 y se clasificó para la Eurocopa de Francia de 1984, en la que quedó finalista, siendo derrotada por la anfitriona Francia. Después del pitido final, aquella noche navideña cuando los restaurantes estaban llenos de gentes celebrando cenas de empresa o encuentros con amigos y totalmente despreocupados del que a posteriori sería uno de los partidos míticos de la historia del fútbol español, los futbolistas españoles fueron paseados a hombros y celebraron la victoria hasta la madrugada, siendo felicitados por el entonces ministro de Cultura Javier Solana, en representación del Gobierno.

Pero este 21-D que tenemos en precampaña, los colegios electorales recobraran su función primaria después de aquel convulso 1-O del simulacro de referéndum. Volveremos a ver interventores y apoderados de todas las fuerzas políticas que concurren a los comicios y se reinterpretará la liturgia de una votación con garantías, pluralidad, neutralidad y veracidad. No sé si se volverán a ver las urnas tupperware que fueron utilizadas el día de la vergüenza, pero lo que sí está claro, es que los votos que se recojan en las urnas, estarán limpios de cualquier sospecha. Estas elecciones tienen un aire muy diferente a cualquier otra cita con las urnas, fundamentado por los papeles que interpretan sus protagonistas.

Empezamos por aquel que ha desencadenado gran parte de este despropósito que ha conducido a un final abrupto de legislatura en Cataluña. Puigdemont, se encuentra haciendo bolos en Bruselas como si fuese Shakira con peluca negra, entreteniendo el tiempo en dar entrevistas a diestro y siniestro, donde dice una cosa con el mismo énfasis con el que luego apostilla la contraria. Yo pienso que él solito se está cargando su candidatura, pues a veces da la sensación como dice mi primo, “que se le ha ido la pinza”. Tras las calabazas acumuladas por el nulo reconocimiento internacional a la republica catalana y mucho menos por los integrantes de la Unión Europea, este Harry Potter cincuentón llama arcaica y decadente a los integrantes de la Unión Europea cual novio despechado, con la diferencia, de que en este caso, la presunta novia (la UE), jamás había pensado fijar compromiso alguno con Cataluña y ni tan siquiera, tener un fugaz romance. Es como si Puigdemont tuviera un amor platónico con la UE, que como todos los amores de esta naturaleza, son imposibles y tienen un punto de paranoicos. Yo creo que de tanto estar en Bruselas, se ha mimetizado con el Manneken Pis, pero en este caso meando fuera del tiesto, algo a lo que nos tiene acostumbrados desde hace tiempo.

En otro plano se sitúa el gran favorito de los independentistas, que desde una cárcel bien acondicionada, pero “en territorio español”, pasa las horas escribiendo poemas, leyendo libros inspiradores (salvo El Conde de Montecristo, por razones obvias) y como católico que dice ser, dedicado a la oración… Mientras, fuera de la cárcel, su segunda en el partido Marta Rovira, se dedica a alimentar los rezos de su jefe en favor suyo, pues Junqueras no para de rogar a Dios por ella. Rovira va diciendo todo tipo de barbaridades e imaginando escenarios de sangre y muertos cual película de zombis. Esta mujer de mente extraña, estaría llamada a ser la nueva presidenta del ejecutivo catalán en caso de que Junqueras siguiera en la cárcel, pues ella misma así lo ha expresado, más como un deseo, que como una realidad. Como diría el devoto de Oriol, “que Dios nos coja confesados”.

Puigdemont en cualquier caso, se ve nuevamente investido. Pero por si acaso hay que ponerse a malas, la señora Rovira ya está atribuyendo al ex president aquellos comentarios relativos a los “muertos en las calles” que según ellos “se habían anunciado desde el gobierno español”. Ella dice que eso era cosa del otro y como últimamente a Puigdemont se le ve un poco raro y errático, es el momento de pasarle el muerto, a ver si con ello ERC triunfa. También es la autora de otra de sus afirmaciones gloriosas como es atribuir que lo de la vía unilateral es una “invención del estado español”. Está claro que estos de ERC incluyendo a Tardá y Rufián, son firmes candidatos al Club de la Comedia.

Es evidente que el simple hecho de encontrarse el bloque independentista con dos listas, no favorece en absoluto a sus objetivos, pero ya se sabía que la química entre los dos máximos responsables del govern, no existía desde hacía mucho tiempo. A esto hay que sumarle que ahora el PdeCat y ERC, renuncian a la vía unilateral, aunque Puigdemont y la CUP siguen diciendo que ellos siguen su hoja de ruta y que habrá república, sí o sí. El ex president está consiguiendo que él y su partido tengan trayectorias divergentes, tanto ideológicas, como crematísticas, pues las vacaciones europeas, cuestan un dineral. Puigdemont se ha creído de verdad que es el líder del partido, olvidando que la sombra de Artur es más que alargada.

Nos jugamos mucho sin duda en la próxima convocatoria a las urnas en 21-D, pero yo diría que ahora más que nunca, es la parte soberanista la que tiene más dificultades que nunca para alcanzar sus objetivos. El pueblo de Cataluña ha visto como quedaban al descubierto las mentiras y fantasías que envolvían el discurso independentista y son ellos los que tienen difícil consolidar un reparto de escaños como el de la legislatura precedente con mayoría absoluta.

En el otro lado, los llamados unionistas por algunos cursis, luchan por conquistar los votos de aquellos que cuestionan el procés, pero esta parte del electorado tampoco se siente fascinado por las propuestas que recibe. El PP ha puesto como cabeza a un hombre de sobra conocido en Cataluña por su radicalidad y escaso respeto hacia las poblaciones de inmigrantes, que tuvieron su punto más álgido cuando García Albiol era alcalde de Badalona. Los populares nunca han sido una fuerza política de primer nivel en aquel territorio y el personaje en cuestión, levanta más ampollas que remar sin guantes.

En otro espectro político cercano se sitúa Inés Arrimadas la líder de Ciudadanos en Cataluña, que ofrece una visión más centrista que la que pregona su propio jefe Albert Rivera. A este respecto, creo que si el partido naranja aspira a algo más que a ser simplemente los líderes de la oposición, deberán poner más Arrimadas y menos Rivera en su campaña.

De los comunes de Ada Colau y Xavi Domenech, me aseguran que son catalanes de verdad, pero yo los sigo viendo como gallegos y no sé si suben o bajan por la escalera, si son independentistas o no y si tienen programa propio más allá de las simplezas que dicen en campaña.

Nos queda hablar del PSC y de su líder Miquel Iceta, uno de los pocos que han pregonado con el ejemplo de intentar mediante el dialogo, que ni entrase el 155, ni se proclamase al DUI. El electorado catalán siempre fue generoso en votos con los socialistas y este puede ser un buen momento por recuperar este maridaje. El líder del PSC genera confianza y siempre ha mantenido un discurso inequívoco. El 21-D también igual que aquel día de Malta, la noche será especial, en este caso sumando votos en lugar de goles, pero en este caso, el resultado, sea el que sea, solo será el preámbulo para poner punto y final a este lamentable episodio.

Acerca de José Joaquín Flechoso

Articulista de la actualidad política en diversos medios. Experto en networking sobre cuya actividad dirige jornadas entrevistando a personajes del mundo empresarial, administración, cine y moda.

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *