Operación Chamartín

Operación Chamartín (XXVII), A esperar otro Ayuntamiento

Parece mentira pero es verdad. Toda la fuerza inicial que el Ayuntamiento de Madrid puso para reactivar la Operación Chamartín se ha ido al traste. Se ha apagado. Hemos entrado en un paréntesis que los más informados dicen que durará tiempo. Por lo menos hasta que haya nuevo ayuntamiento. ¿Por qué tanto interés al principio y tanta desgana ahora? Deberían responder la alcaldesa Carmena y su concejal Calvo. Pero no lo hacen. Puede que quisieran motivar a la ciudadanía entonces. Puede que trataran de entretenerse ellos. Que respondan ellos, no el marido de la alcaldesa, Eduardo Leira, porque es parte interesada, por ser marido e ‘influencer’; y por otros temas e intereses en la Operación que hoy no trataremos.

En estos momentos al Ayuntamiento parece que no le interesa la Operación Chamartín. No es su actuación principal. Le interesa más la renovación de la Plaza España y la Gran Vía. Ahí quieren apoyarse y esos son los temas principales de cara a las elecciones municipales de 2019. Queda un año y hay que hacer algo llamativo para convencer a los votantes. Otra cosa es que los convenzan. Porque hasta ahora no han vendido más que humo. La ciudad ha empeorado. Y su actuación en la Operación Chamartín deja mucho que desear. La de todos los partidos ha sido una actuación deficiente, entre otras cosas porque el nivel de las personas que hay en el Ayuntamiento, con honrosas excepciones, es el que es.

Llama la atención que tanto ímpetu al principio se haya ido desvaneciendo según pasaban los días. Y que termine este año 2017 sin haber llegado a un acuerdo claro y definido. La solución del pasado verano no convence, ni sirve. Se precisa algo más sólido. Sorprende, por otro lado, la confianza y solidez que muestra la otra parte de la negociación, Distrito Castellana Norte (DCN), soberbia en sus posiciones y altiva en sus manifestaciones. Y despreciativa con los medios informativos que no siguen directrices. De todo hay ¿Hay acuerdo secreto? Dice gente del ayuntamiento que sí. Es más, algunos aseguran que hay un acuerdo entre el concejal Calvo y el Partido Popular. ¿Seguro? Puede ser. El PP, de esta forma, deja pasar el tiempo y en la próxima legislatura ya verá quien es el alcalde o la alcaldesa y cómo queda configurado el Ayuntamiento. Plazo prudente y a esperar mejores tiempos.

¿Y el PSOE? “El PSOE ahora está convaleciente”, asegura una persona importante del Ayuntamiento actual. “Es más. Entre Calvo y el PSOE municipal no hay comunicación. A pesar de ser socios y ser el PSOE quien mantiene el pacto con Carmena”, no hay feeling. No se comunican los concejales socialistas con el concejal Calvo, que, dicen, los desprecia. ¡Vaya hombre éste! No ha construido ni una chabola, no digamos edificio, y va repartiendo desprecios. Su altanería lo mismo tiene explicación. ¿Algún acuerdo con DCN y sus socios BBVA y Constructora San José?. De cualquier forma, estaría bien que explicaran por qué ahora se vuelve a hablar del proyecto del arquitecto Ezquiaga, decano del colegio de arquitectos, y quien está financiando el trabajo. Es que lo desecharon en su momento. Seguro que el señor Calvo tiene una explicación. ¿Y DCN?.

En fin, que nos acercamos al final del año 2017 y la Operación Chamartín está sin empezar. Sin saber qué van a hacer. Sin poner una piedra. Bueno, algo sí han hecho. Le han cambiado el nombre varias veces a la Operación para que los ciudadanos, sobre todo los de los barrios afectados, no sepan a qué se refieren en cada momento. Ciudadanos muy sensibilizados y con ganas de reclamar lo que les corresponde. Mejorar los barrios, las comunicaciones, las necesidades, colegios, centros de salud, parques infantiles, etc. Pero en los esbozos de proyectos ni el Ayuntamiento, ni DCN parecen preocuparse de eso. Hay negocio. Negocio grande. Tanto que ‘parece que el Ayuntamiento se ha convertido en promotor’, dicen en una reunión de 96 personas. ¿Lo veremos?

Títulos y nombres le han dado muchos. El último es Madrid Nuevo Norte (M.N.N.). Vengan confusión y siglas. Porque la obra no tiene síntomas de empezar. Ni este año, ni el próximo. Parecía, cuando se llamaba Madrid Puerta Norte (M.P.N.) al principio de la era Carmena, que la operación se iba a relanzar. La idea no era mala, ni buena. Se había rescatado el proyecto de las manos privadas de DCN, o sea del BBVA. Parecía que era importante recuperar la titularidad pública del urbanismo municipal. Y también que el proyecto se troceara y fuera dirigido por el Ayuntamiento. Ilusión vana. Porque el acuerdo del verano pasado rompió todo entusiasmo. Decepción. ¿Por qué? Porque el Ayuntamiento ha vuelto a claudicar ante los poderes financieros. Mandan DCN y ADIF. Juntos. Mientras, las sugerencias de varias asociaciones ciudadanas no cuentan, nos dicen. Nunca han contado. Pero se soñaba que con este Ayuntamiento las cosas podían cambiar. No es verdad. Se acabó el sueño.

Permanecen las mismas directrices y sigue dirigiendo el tema urbanístico el bloque inmobiliario financiero. Más de lo mismo. El documento del verano fue burocracia pura. Una antigualla sin proyección de futuro. Juego de trileros: te quito aquí y te doy el doble allá. Y el ganador sigue siendo el mismo. Metros edificables, sí. Pero menos zonas verdes y una gran losa de hormigón como elemento a resaltar. Elemento principal a falta de torres que destacar, pues quieren construir bastantes. Una forma curiosa de construir sin contar con los ciudadanos. Una gran losa de hormigón. Ése es el elemento fundamental.

El Ayuntamiento parece que ha olvidado que representa a los ciudadanos. Elegido por ellos para que se preocupe por ellos. Si no lo hace ahora, sus gestores actuales se irán fuera en las próximas elecciones. Se ha olvidado del equilibrio urbanístico. Sensatez y responsabilidad. Este Ayuntamiento puede haber perdido el norte sometiéndose a los deseos de DCN y ADIF. ¿Por qué? Esperamos y deseamos que no se haya vendido. De todo se habla. Porque se han quedado solos. Sin el apoyo y compromiso de sus socios socialistas, la Operación Chamartín se aparcará. Hasta que haya otro Ayuntamiento. Toca esperar.

Acerca de Socha (Firma Colectiva)

“SOCHA” es la Firma Colectiva de un equipo de periodistas e investigadores.

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *