Operación Chamartín

Operación Chamartín XI: PSOE y C’s, de comparsas

Tras largos paseos por el campo de Chamartín, antes de que lo destrocen las máquinas de la Operación, hay muchos jugadores-as en este partido que no rascan bola. Están de adorno. O de comparsas. No estaría mal que las comparsas de Cádiz le dedicaran alguna cancioncilla en el carnaval que se avecina. No llegan ahí. Son comparsas en el Ayuntamiento madrileño. Los partidos de Ciudadanos y el PSOE. Y sus cabezas visibles: Begoña Villacís y Mercedes González, respectivamente. ¿Qué hacen en el Ayuntamiento? Nada. ¿Qué piensan de la Operación Chamartín? Simplemente “que se haga”. Es su única expresión. Quieren que se haga. Como sea. Y ya. Aunque su influencia es nula y su aportación más nula todavía. No están en las mesas de negociación, no cuentan con ellas para nada, nadie solicita su opinión sobre el tema. Pero consideran “imprescindible” el desarrollo de la Operación Chamartín. Sorprendente.

¿A qué es debido su apoyo cuando nadie cuenta con ellas? No lo saben explicar. O no quieren. Pero lo apoyan. “Que se haga como sea, pero que se haga ya”. Con prisas. Han pasado 23 años en los que nadie ha tenido prisa y ahora, de pronto, a los representes de los ciudadanos en el Ayuntamiento les ha entrado la prisa. Mucha prisa. Begoña Villacís asegura que su partido, Ciudadanos, llevará el tema al pleno para acelerar la resolución de la Operación. “Que se haga ya Castellana Norte” con el último proyecto como base. Le duele que C’s y PSOE estén marginados, aunque matiza que “el PSOE está vendido a Ahora Podemos”. “Mucho criticar y luego le apoyan en todo”, asegura la portavoz de Ciudadanos, próxima candidata a la alcaldía, salvo hecatombe o derrumbe del partido si hay elecciones generales antes de las municipales.

Defiende Villacís la “necesidad” de hacer ya la Operación Chamartín “con inversión privada, pero bajo control público”. Y como Adif “necesita dinero” promociona a Distrito Castellana Norte (DCN) formado por BBVA y Constructora San José, “para que de una vez por todas la Operación empiece a funcionar”. Demasiada prisa para la mayor Operación de Europa. Pero como no están en la mesa de negociación se permiten todas las opiniones sin saber, mayormente, cómo está la negociación entre Ayuntamiento, Adif y DCN. No hace muchos días ya la portavoz de C’s en el Ayuntamiento recordaba que su grupo intentó llevar al pleno una propuesta para desbloquear el proyecto, ya que el desarrollo de la zona norte de la capital es una “asignatura pendiente” en la ciudad. Criticó, de paso, la postura del grupo de Ahora Madrid, que es quien gobierna, por exigir rebajar la edificabilidad del proyecto original. “No sé si es que huelen a capitalismo, a banco, a chino, y no les gusta, pero parece que tienen que enarbolar determinadas banderas que lo único que conducen es a más paro, que muchos parados no puedan encontrar una nueva oportunidad, y que Madrid se quede muchísimos años más con esa zona pendiente”, ha zanjado. Que se haga como sea, parece que es el interés primordial del partido Ciudadanos a través de la opinión de su portavoz, aunque “a Ciudadanos nos tengan marginados”.

¿Y los ciudadanos? ¿Cuál es el interés de los ciudadanos? Para Ciudadanos parece que los ciudadanos (sin redundancias) no existen. No les nombran ni una sola vez. Ni una sola súplica de los ciudadanos del norte de Madrid se ve reflejada en la exigencias de C’s al Ayuntamiento y a los promotores de la Operación Chamartín. Serán los sufridores, como siempre. Y los políticos, los nuevos o los antiguos, da igual, los beneficiarios en distintos apartados de su vida política. Así nos va. Así vamos haciendo camino.

Es un hecho contrastado que tras el acuerdo al que lleguen “habrá que hacer un proyecto nuevo y firmar un convenio de gestión”, pero se preguntan ¿quién pagará la fiesta? ¡Ah!, ahí puede estar la respuesta a tanta pregunta y tanta demora en la realización de la Operación Chamartín. Y también la respuesta a “que la vieja guardia de antaño en el PSOE, con Enrique Bardají a la cabeza, haya recuperado el pasado” y sean ahora de total confianza del concejal de Urbanismo José Manuel Calvo. “Son los que van a las reuniones y a las mesas de negociación”, añade Villacís, “no nosotros”. “Nuestro posicionamiento está claro: cerrar la brecha del norte”. Aunque, matiza, con Bardají y Leira (marido de Carmena) a la cabeza “lo mismo se cierra el norte de Madrid con la arquitectura de los años ochenta y no con la del siglo XXI”.

Que el PSOE, a pesar de ser socio de Ahora Podemos en el Ayuntamiento de Madrid, está fuera de juego es algo sobradamente contrastado. Están a lo que digan. Harán lo que se les ordene. Firmarán lo que les pongan. Salvo revolución en el PSOE de Madrid posterior a la elección del Secretario General. Todo puede pasar. Sería un acontecimiento. Por ello se darán prisa en aprobar el proyecto, no vaya a ser que haya movida socialista con repercusiones en el Ayuntamiento. Puede. Su portavoz, Mercedes González, o no se entera o no quiere decirlo. Aunque es significativo su silencio. ¿Será un pacto de silencio entre las partes? ¿Será un pacto de no informar a la ciudadanía hasta que esté todo hecho? Puede ser. Eso parece, al menos. Habrá que romper el muro de silencio. Antes de que empiece a correr el gran caballo del negocio. Mientras tanto, silencio. Eso quieren los jinetes de la Operación Chamartín.

Acerca de Socha (Firma Colectiva)

"SOCHA" es la Firma Colectiva de un equipo de periodistas e investigadores.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *