Libertad Andrés Bódalo

Miseria moral

Iglesias insiste en hacer leña del árbol caído con paladas de demagogia

Es la guerra. No hay adversarios, sino enemigos. Y ya se sabe: al enemigo, ni agua… ni presunción de inocencia. No importa que Rita Barberá no hubiera sido condenada ni que el Supremo probablemente archivara la causa. “Se ha llevado el dinero de todos”, sentencia Irene Montero, juez supremo del Komitern. “Me siento muy orgulloso de lo que hicimos (…) Ojalá se hiciera un minuto de silencio cuando muere un obrero en el tajo”, añade Iglesias. Demagogia a paladas.

Se crecen. Se vienen arriba en una carrera a ver quién dice la barbaridad mayor. Así que el candidato podemita al Ayuntamiento de alicante, Víctor Fernández Fuentes suelta lo siguiente en su Twitter:

“No quiero hacer leña del árbol caído; mejor quemarla, puede arder 7 días y calentar a una familia sin recursos”. @VictorFdezFnts

Por si fuera poco, sus cachorros en Valencia han interrumpido el duelo frente a la casa de Barberá al grito de “No hay pan para tanto chorizo”. No respetan la presunción de inocencia. Demasiado fino. Pero tampoco respetan a los muertos. Demasiado burdo. Y no, Jesús Maraña, respetar a los muertos no es fruto de la civilización judeo-cristiana que en la que ‘lamentablemente’ ha sido educado. Es fruto del sentido de humanidad. Lo que diferencia a los hombres de los animales es el respeto a sus muertos.

Paradójicamente los ‘coleta morada’ piden la libertad para un condenado con sentencia firme. ¿La diferencia? Es de los “suyos”. El resto es ‘casta’… Andrés Bódalo, fue el cabeza de lista de Podemos por Jaén en las elecciones de diciembre. Fue condenado a tres años y medio de prisión por una agresión al teniente de alcalde de Jódar, del PSOE. Acumula además un largo historial delictivo, incluida violencia machista. ‘Pecata minuta’ para los ‘machos alfa’…

Sí han conseguido volver a hacer el numerito y marcar la agenda, aunque sea por su miseria moral. “Lo importante es la foto”, que decía Zapatero. Los niños aprendieron la lección. Así que en Senado sí guardaron su minuto de silencio. Con gran tensión, por cierto, porque tras acordar sumarse al duelo, Espinar —ese bolchevique especulador— recibió una llamada, presuntamente del ‘macho alfa’. Se armó la ‘guerra civil’ con gritos audibles. Las formas no son lo suyo. Finalmente se impuso la cordura. Pero con numerito. Que no falte. Así que los podemitas salieron del pleno para entrar justo en el minuto de silencio. Subproducto de la sociedad mediática.

Con todo, lo peor del ‘episodio Rita’ es el silencio cobarde de los suyos. Muchos le deben el puesto tras su maniobra en el famoso congreso de Valencia. Los que el lunes decían que “Rita ya no es del Partido Popular”, el jueves la ‘beatificaban’. Los que —como Celia Villalobos— decían “es un problema de Rita Barberá” ahora se apuntan a decir que “la he defendido siempre”. Los que la evitaban en los pasillos del Senado hoy la acompañan compungidos en el tanatorio. “Los que te han abandonado han acabado contigo”, concluye su sobrina.

Acerca de Luis Losada Pescador

Periodista.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a Miseria moral

  1. O'farrill dijo:

    Podemos y sus “demasiadas” sensibilidades es una bomba de relojería que les explotará en sus propias manos. Intentaron (y lo consiguieron al principio) capitalizar el espíritu del 15M, pero los ciudadanos de aquel movimiento ya les han visto el plumero. Son como el PSOE de sus primeros tiempos que dejaron al país y al Estado que no lo conocía ni la madre que la parió. Están condenados a disgregarse porque están cometiendo los mismos errores que aquella IU del principio que ha acabado fagocitada por ellos. En todo caso, los partidos han llegado al final del camino en todo el Occidente. Sólo les mantiene la captura de los medios para seguir manipulando el relato. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*