ethereum

Las trampas del procés: las criptomonedas y el robo del censo

Van saliendo a la luz las informaciones relativas a los preparativos del simulacro de referéndum del 1-O en Cataluña y de aquellas se ha conocido que el govern de Carles Puigdemont camufló parte de los pagos con los que hizo frente a los gastos del referéndum, utilizando la criptodivisa digital Ethereum, en un intento de camuflar como se había hecho frente al pago de los 140 dominios web con los que se organizó la consulta ilegal del 1 de octubre. Ethereum es una criptomoneda virtual que permite realizar acuerdos inteligentes entre personas y está protegida por blockchain. Esta afición a las criptomonedas no es nueva, pues ya utilizaron otra popular divisa digital como es el bitcoin, para abonar los servicios de Amazon y Google relacionados con el referéndum.

Ya se sabe que una de las ventajas de utilizar estas criptomonedas, es el hecho de no dejar rastro aparente de los que realizan las transacciones. Solo ante una acción judicial, como fue el hecho de ordenar el registro en el domicilio particular de Joan Manel Gómez Sanz técnico en Tecnologías de la Comunicación y de la Información en el Consorci Administracio Oberta de Catalunya y anterior empleado del Centro para la Seguridad de la Información de Cataluña (CESICAT), los agentes hallaron muchas de las pistas a partir de las cuales desentrañaron los distintos planes de la Generalitat para eludir la orden del Tribunal Superior de Justicia de no efectuar el referéndum del 1-O. Pero es curioso que ante tanta sofisticación como supone el hecho de utilizar este medio de pago tan avanzado tecnológicamente, el mencionado técnico, a su vez responsable del diseño del plan, recurra a la más que tradicional y nada digital, libreta con anotaciones manuscritas que sirvió a los agentes para acceder a las identidades de los ciberactivista que a las órdenes de Puigdemont pretendían burlar la prohibición del Tribunal Constitucional.

Utilizando este medio digital de pago, distintos usuarios en cualquier punto del mundo pueden optar a completar cada eslabón de una cadena de bloques (blockchain), fabricando así cada fracción de la moneda. La clave de cualquiera de cualquier criptomoneda es que no están respaldadas ni supervisadas por ningún banco central, que son generadas de forma fraccionada, horizontal y comunitariamente, lo cual hace muy difícil, por no decir, imposible, acceder a ellas. Las investigaciones detectaron que detrás del sistema ideado, se encontraban jóvenes vinculados al mundo de la ciberseguridad que provienen del entorno hacker y de clara ideología independentista.

Pero siguiendo con lo encontrado en la famosa libreta, otra de las anotaciones encontradas en los registros por los miembros de la UCO, indicaba que también se abonó por el método mencionado, el servicio de alojamiento en la nube Cloud Flare, que fue usado junto con Amazon Cloud para ocultar a la Justicia tanto el censo electoral catalán, como parte del resultado de la votación.

La estrategia de camuflar y blindar todo lo relativo al hecho independentista, llegó incluso a planificar la utilización de los smart contracts (contratos inteligentes) basados también en blockchain, que facilita la plataforma para el propio voto electrónico de la ciudadanía. El plan quedó frustrado porque el empresario con el que contactaron se negó a realizarles el servicio por ser ilegal.

Es evidente como han ofrecido las imágenes, que un buen número de los que más han estado activos en las movilizaciones y en las protestas pro referéndum, han sido jóvenes quizás radicalizados, pero evidentemente, muy formados. La generación millenial es especialmente activa en todo lo relacionado con las últimas tecnologías y se conoce que un buen número de estos, se mueven en el entorno del llamado procés. En este entramado tan sofisticado, la nota de humor la ponen los nombres de algunos de los dominios registrados tales como guardiacivil.sexy y marianorajoy.cat, que resultaron clausurados posteriormente por orden de la Justicia.

Si ponemos en clave periodística lo aquí relatado, nos encontramos con unas fuerzas del orden registrando domicilios, naves y oficinas en busca de papeletas, urnas y demás utensilios para evitar el referéndum, pero sin ser capaces de detectar ni un solo rastro de la frenética ciberactividad de los que desafiaron al estado. Eso de buscar en la nube, a ciertas personas les puede parecer una broma de algún gracioso relacionada con la sequía. La otra parte de la crónica, se escribe también en tono ligth, pues por mucho que se confíe en la informática y los encriptamientos, donde esté un buen bloc azul con sus hojas cuadriculadas, que se quite el blockchain. ¡La fiabilidad ante todo…! Pero parece que esto de los cuadernos es la norma que tira por tierra tanto fervor tecnológico como mas adelante volveremos a comprobar.

Resulta que el Govern de Carles Puigdemont, el mismo que habla de las legitimidades, es aquel que ha empleado trucos y robo de información de diferentes bases de datos oficiales españolas, controladas por la Generalitat para crear de forma clandestina y sin que los ciudadanos tuvieran conocimiento de ello, el censo de votantes del referéndum del 1-O. Toda la maquinaria informática dependiente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), dependiente directamente de la presidencia, elaboró un listado con los nombres, apellidos, direcciones y fechas de nacimiento de los millones de catalanes que conforman la lista de votantes.

Y como decíamos antes, todo este chanchullo aparece al descubierto cuando la Guardia Civil descubre esta vez, en lugar del cuadernito azul (Aznar también presumía de tener uno) una agenda Moleskine de esas que se venden en Amazon, en la vivienda del que era mano derecha de Oriol Junqueras y secretario general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda del Govern, Josep María Jové, verdadero cerebro en la sombra de todo el proceso independentista. Este documento contenía un gran número de anotaciones manuscritas por Jové, donde a modo de bitácora, recogía reuniones, sensaciones y datos de las reuniones, los asistentes y las tareas pendientes de hacer, a modo de hoja de ruta inequívoca para alcanzar el éxito e ir por buen camino hacia a la independencia.

Según consta en la agenda, el pasado 1 de agosto de 2016 mantuvo una reunión con Federico Udina, director del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat), donde este último le contó el procedimiento que seguía el Instituto Nacional de Estadística (INE) que recopilaba regularmente la información de los padrones municipales de Cataluña y que posteriormente dicho organismo, remitía cada tres meses con los datos actualizados, a Idescat. Una vez obtenidos esos datos, Idescat pasaba las copias a CATSALUT que es quien gestiona las tarjetas sanitarias y por ende sus datos, a la Dirección General de Atención Ciudadana y al ya mencionado CAOC (Consorci Administració Oberta de Catalunya). Por este procedimiento y birlando información a su legítimo dueño (INE), la Generalitat tenía un fichero completo con datos tales como el nombre, dirección, nacionalidad, fecha de nacimiento y número de registro de todos los catalanes…

Es evidente que entre administraciones (central y autonómica) debería imperar la confianza y el espíritu de lealtad, algo que ha sido vulnerado reiteradas veces por el govern, alcanzando su máximo exponente en el robo de datos personales de los catalanes con fines ilícitos, tanto como fue el simulacro del 1-O. Detrás de todo esto, queda analizar esta vulneración de la confidencialidad de los ciudadanos haciendo un uso de sus datos personales sin conocimiento de estos. La ley no debería hacer excepciones y este delito tendrá su acomodo en el Código Penal, pero este comportamiento contrario a la ética aplicado por los que se manifiestan como adalides de la democracia, demuestra que la sombra de Nicolás Maquiavelo y la frase atribuida a su persona “el fin justifica los medios”, deja pocas dudas sobre la catadura moral de unos cuantos.

Acerca de José Joaquín Flechoso

Articulista de la actualidad política en diversos medios. Experto en networking sobre cuya actividad dirige jornadas entrevistando a personajes del mundo empresarial, administración, cine y moda.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *