siria

La verdad de Siria

¿Necesita Trump mostrar que no tiene alianzas con Rusia?, ¿no se ha equivocado de enemigo, China?, ¿quiere demostrarle a China la fuerza militar de EEUU?

Las imágenes fueron horribles: niños muertos, madres llorando, casas destruídas, ‘cascos blancos’ de aquí para allá y ambulancias tratando de paliar el desorden. Son imágenes que hemos consumido todos y que obviamente a nadie dejan indiferente. Lo que piden los afectos es venganza. ¿Contra quién?

Primero los hechos: ataque aéreo sobre Khan Shaykhun, situado en la fortaleza yihadista de Idlib. Resultado: 70 muertos y al menos un centenar de heridos. La bomba utilizada: armas químicas, probablemente el ya tristemente famoso gas sarín. ¿Quién es el autor de la matanza? Según el Observatorio sirio de Derechos Humanos la autoría corresponde a la aviación siria.  Rusia -en cambio. Afirma que se trató de un bombardeo ordinario del ejército sirio al lugar donde los yihadistas preparaban armas químicas. Por su parte, el gobierno sirio no sólo desmiente haber utilizado armas químicas sino que afirma que no las posee.

¿Quién dice la verdad? Difícil de responder. A pesar de la nebulosa, Francia, Reino Unido y Estados Unidos se han apresurado a condenar el ataque sirio con gas sarín y han pedido una condena urgente del Consejo de Seguridad.

Rusia no sólo vetó ayer jueves la condena sino que advirtió que si había una acción militar, toda la responsabilidad caería sobre quienes la hubieran iniciado. ¿Anticipando un reparto de culpas de un temido estallido de la tercera guerra mundial? De momento las relaciones con EEUU por Siria ya se dan por totas.

Lo que no se entiende es la posición de Estados Unidos. El presidente Trump criticó a Obama por su pasividad tras el ataque químico de Guta (Damasco) el 21 de agosto de 2013. Trump debería de saber que ya quedó acreditado que dicho ataque no fue obra del ejército sirio, sino de las mismas fuerzas rebeldes. Y debería de saber también que los niños asesinados eran niños secuestrados por los yihadistas, utilizados como ‘escudos humanos’. ¿Se habrá repetido la historia?

Tampoco cabe esperar neutralidad de los ‘cascos blancos’, autores de las imágenes. Son financiados por Estados Unidos y Reino Unido y sólo trabajan en zonas controladas por el yihadismo.

Los misioneros en la zona me cuentan como muchas de las manifestaciones y marchas en apoyo del régimen de Al Assad han sido manipuladas por la prensa occidental para mostrarlas como manifestaciones contra el régimen. Por supuesto, Al Assad no está -ni se le espera- en los altares, pero tampoco es la encarnación del Mal como pretenden algunos medios de propaganda.

La pregunta es: ¿por qué Estados Unidos parece empeñado en declarar la tercera guerra mundial?, ¿no argumentaba en campaña que el plan de Hillary para atacar Siria desencadenaría una guerra mundial?, ¿necesita quizás demostrar que no tiene alianzas con Rusia?, ¿no se ha equivocado de enemigo, China?, ¿quiere demostrarle a China la fuerza militar de EEUU?

Acerca de Luis Losada Pescador

Periodista.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*