Euskadi, pinzas y telarañas en los presupuestos

A la hora de distribuir los dineros de Euskadi para el año 2017, en ese triple terreno de juego que deben jugar unos y otros en el plano de Diputaciones forales, Gobierno autonómico, y Cortes de Madrid, los partidos están entretejiendo un complicado entramado de pinzas, telas de araña, zascas y otras maniobras en las que uno no sabe si se sitúan en la derecha, o en la izquierda, en el soberanismo abertzale o la sacrosanta unidad del Estado.

Lo último es que los de Podemos-Ahal Durgu de Álava se han enfrentado, 5 diputados quieren votar No a los presupuestos forales, y 3 prefieren abstenerse. Y la dirección de Podemos Euskadi reclama, bajo de amenazas de expulsión, que los 5 del “no” se abstengan.

Por el contrario, parece ser que Podemos votará no a los presupuestos forales de Vizcaya y Guipuzkoa…

Lo penúltimo es que PNV y PSE, ligados por un pacto de gobierno a nivel de Euskadi, defenderán un solo presupuesto,

Y lo antepenúltimo es que al más alto nivel, Rajoy en persona y Aitor Esteban dialogan desde hace tiempo para pactar unas concesiones de Madrid a Vitoria, y como contrapartida pactar también el apoyo del PNV a los presupuestos del Estado en las Cortes españolas.

A primera vista, uno diría que la derecha vasca y la estatal, PNV y PP, no están tan lejos como podría parecer; como tampoco parece estarlo la derecha catalana independentista que se acerca en el tema de los presupuestos a las demandas del PP de Madrid.

Algunos incluso podrían sugerir que en cuestión de repartos del erario público el consenso entre las derechas estatales y autonómicas, y la flexibilidad del PSOE de cara a las propuestas de a derecha, se están madurando poquito a poco.

El caso es que los presupuestos nos van a marcar las limitaciones que habrá que imponer a las demandas del Parlamento estatal o los parlamentos autonómicos. La Ley Mordaza, la LOMCE, la subida del salario mínimo, de las pensiones, y otros recortes que se quieren derogar, tendrán que someterse a los imperativos del “no hay dinero”, del FMI, de Bruselas, de Montoro…

Y entre pinzas, telas de araña, zascas y golpes por debajo de la mesa, entre bravatas de Pablo Iglesias y desplantes de Mariano Rajoy y noes y síes y abstenciones y congresos de partidos en febrero de 2017 o en fecha sin concretar por la Gestora del PSOE, el PP seguirá gobernando como si nada hubiera cambiado.

¿O no?

Acerca de Serralaitz

Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.

Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *