EL PETRÓLEO SEGUIRÁ SIENDO UNA ENERGÍA IMBATIBLE

El petróleo seguirá siendo una energía imbatible

Entre 50 y 60 dólares el barril de crudo, un precio aceptable para productores y consumidores, que se mantendrá, salvo cataclismo universal, durante muchos años

Con el apoyo de una verdadera catarata de datos José Luis López de Silanes, presidente de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), echó un jarro de agua helada sobre quienes confían en que las llamadas energías renovables reemplacen pronto a las energías fósiles.

Arropado por los dirigentes de otras compañías relacionadas con el sector petrolífero (Nervión, Sapimsa, Software), en un desayuno organizado por Executive Forum, López de Silanes pronosticó que en la España de 2040 el petróleo representará el 85% del consumo energético frente a solo un 15% de las demás fuentes.

“Los actuales precios del crudo, se mantendrán durante mucho tiempo”

Para llegar a semejante conclusión no solo se apoyó en las prospecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), sino también en muchos otros organismos que escudriñan el entorno geopolítico. Así, señaló que los actuales precios del crudo, en una banda de 50-60 dólares por barril, se mantendrán durante mucho tiempo, ya que es el nivel de equilibrio entre productores y consumidores. “Algunos creyeron que el petróleo a 30 dólares era fantástico, sobre todo para los consumidores natos, —dijo— antes de darse cuenta de que ello ahogaba las economías de los productores y, por lo tanto, derivaba en efectos indeseables sobre todos, también en los países importadores, como fue la brutal caída de las inversiones”.

Desayuno Presidente CLHSegún el presidente de CLH, este precio en torno a un máximo de unos 60 dólares permite también la explotación del petróleo no convencional, fundamentalmente el obtenido mediante la técnica de la fractura hidráulica (fracking), lo que se traducirá en que Estados Unidos se afianzará como país productor y exportador.

Una consecuencia universal y crucial de ello es que los países consumidores, especialmente China y la Unión Europea, habrán de asumir la ardua tarea de policía de las grandes rutas comerciales del petróleo. Hasta ahora, los seis grandes estrechos por los que circula más del 50% del tráfico mundial de hidrocarburos —Ormuz, Malaca, Bab-El Mandeb, Bósforo y los canales de Suez y Panamá—, tenían controlada en gran medida su seguridad por Estados Unidos. Pero, convertidos estos en mucho menos dependientes del petróleo del Próximo Oriente y África, parece evidente que dejarán que sean otros consumidores finales los que asuman los costes de la labor de gendarmería.

En cuanto a otro gran capítulo del negocio petrolífero, el refino, López de Silanes profetizó que en el futuro más inmediato solo sobrevivirán las refinerías modernas. A este respecto, destacó el esfuerzo de España en invertir precisamente en aumentar y poner al día sus instalaciones, de forma que hoy es el país de Europa con las más innovadoras y eficientes. “Gracias a ello hemos pasado de importar un 13% de crudo refinado a ser exportadores netos”. Argumentó asimismo que la gigantesca modernización de los puertos de Bilbao y Barcelona les ha permitido convertirse en terminales de los nuevos megapetroleros, capaces de descargar en apenas unas horas sus cientos de miles de toneladas de carga.

“Hay mucha energía en un litro de gasolina”

Respecto del candente debate a propósito del futuro del automóvil, el presidente de CLH argumentó que “al coche eléctrico aún le faltan muchos años para superar al de gasolina”. Entre las varias razones con que lo justificó sitúa el problema del almacenamiento y distribución de la energía que consumen. Al mismo tiempo, señaló que la propia industria automovilística es cada vez más eficiente y menos contaminante. “Hay mucha energía —dijo— en un litro de gasolina, cuyo transporte y distribución casi instantánea en el surtidor, la convierten en fácilmente accesible”.

Certificó que el coste de toda la logística de distribución se traduce en apenas 1 céntimo por litro, “y somos rentables”, lo que demuestra que hay muchos otros beneficiarios, especialmente la voraz fiscalidad, hasta llegar a los 120 céntimos restantes que paga el consumidor final.

Desayuno Presidente CLH Executive FórumLópez de Silanes señaló como principal objetivo de CLH mantener su enorme cuota de mercado en España (80%), a pesar de la creciente competencia de otros operadores. Calificó de óptima la red de oleoductos y terminales del territorio español, tanto en lo que respecta a sus conexiones como a su capacidad de reacción para cubrir posibles deficiencias. Citó al respecto la catástrofe de la refinería de Puertollano, parada durante seis meses a causa de un gran incendio, pero cuyo suministro a toda la zona centro del país fue suplido sin problemas para los consumidores mediante las conexiones alternativas existentes.

CLH ganó en su día también el concurso que el Reino Unido convocó para el abastecimiento de todas sus bases militares. Que una instalación tan estratégica la haya realizado una empresa española significa, a juicio de su presidente, la confianza de la Defensa británica en la tecnología y el grado de especialización española en el manejo del transporte de hidrocarburos.

Pareció añorar el periodo 2014-2016, como “el único en que el precio del crudo se ha regido por la ley del mercado, según la oferta y la demanda”. El giro radical, emprendido por la OPEP, intentando condicionar los precios mediante la consabida maniobra de reducir la producción, provocará reacciones tanto en algunos de sus miembros como entre sus más conspicuos clientes, que buscarán sin duda combinar el crudo que compran a la OPEP con el procedente de otros países no pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo. España, por cierto, ya combina al 50-50% el origen del petróleo que importa.


FOTOS: Executive Fórum

Acerca de Pedro González

Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *