Circulo Empresarios PGE 2017

El Círculo de Empresarios desconfía de que el Gobierno logre el 8% más de los ingresos previstos en los Presupuestos Generales

“Brilla por su ausencia cualquier atisbo de reforma estructural”, afirma su presidente, Javier Vega de Seoane

Muy optimistas ve el Círculo de Empresarios las cifras de los Presupuestos Generales del Estado de 2017, cuya aprobación en el mejor de los casos no se producirá antes de que el ejercicio fiscal esté a punto de iniciar su segunda mitad, con un margen mínimo por lo tanto de rectificación.

En la presentación del análisis que del proyecto de PGE realizan los empresarios del Círculo, su presidente, Javier Vega de Seoane, lamentó que “brille por su ausencia cualquier atisbo de reforma estructural”, necesaria a su juicio para mantener y consolidar la recuperación económica. También calificó de “voluntaristas” las previsiones de ingresos que auguran un incremento del 8%.

Tras este preámbulo, fue Josep Piqué, vicepresidente del Círculo y presidente de su Comité de Economía y Presupuestos, el encargado de analizar más en detalle las tripas del documento.

Serias dudas sobre las pensiones

Piqué manifestó su preocupación por la menor dotación presupuestaria en Infraestructuras, Comercio, Turismo y PYME, principalmente en el caso de apoyo a la internacionalización y a la industrialización de las empresas españolas. Todo ello, doblado además por las dudas que sigue planteando la sostenibilidad futura del actual sistema de pensiones y la falta de efectividad de nuestro sistema tributario.

Como portavoz del Círculo acusó también a los PGE 2017 de no garantizar la estabilidad presupuestaria futura, ni  tampoco de preparar a nuestro país para los retos del mundo que viene, entre ellos la transformación digital, el envejecimiento de la población y los riesgos políticos y globales. En consecuencia, el Círculo de Empresarios urge al Gobierno a “retomar el espíritu reformista ausente en los últimos cuatro años”.

Considera urgente una reforma integral del sistema fiscal para equiparar su diseño al de los países más competitivos de nuestro entorno. Una reforma que reclama un tipo único del impuesto de sociedades en torno al 20%; una simplificación del IVA, siguiendo el esquema aplicado en Alemania y Austria, y una reducción de la carga sobre el empleador en las cotizaciones a la Seguridad Social.

Reclama un Pacto de Estado estable y con visión a largo plazo en materia de infraestructuras, especialmente en las del agua, telecomunicaciones e interconexiones intermodales, así como las eléctricas y de gas para adaptar nuestras ciudades a las nuevas tecnologías.

Josep Piqué cree que es insostenible mantener un déficit estructural en la Seguridad Social de 10.000 millones de euros anuales, lo que sucederá de inmediato una vez se agote la hucha de las pensiones. También echó en cara al Gobierno que no se haya atrevido a recortar gastos en las administraciones. “Este año –dijo- vamos a alcanzar el nivel de PIB que teníamos en 2007. Han pasado, pues, diez años, y ese nivel tiene una diferencia sustancial: lo alcanzaremos con 1,5 millones de empleos menos”, es decir se ha mejorado la productividad, pero esa progresión no será sostenible en el tiempo si no se profundiza en las reformas emprendidas y se acometen otras absolutamente urgentes”.

Más percepción que realidad en la corrupción

Preguntado por la corrupción, el presidente del Círculo reconoció que en el índice de Transparencia Internacional España ha retrocedido del puesto 36 al 41. Pero, también enarboló otro índice menos conocido, el Barómetro de la Corrupción, que mide no la percepción sino los casos de corrupción en todas sus modalidades, sufridos efectivamente por los encuestados y su entorno familiar, de amistades y profesional. Y en tal índice, España se sitúa entre los países menos corruptos del mundo. En vista de ello, Vega de Seoane estima que España es un país “moralmente de los más sanos”, cuya sociedad no está infectada por el virus de la corrupción, aunque los casos puntuales sean muy llamativos, con la malsana reiteración que provoca una justicia excesivamente lenta, que hace que esos determinados casos salten a las primeras páginas de los medios de información como si hubieran ocurrido hoy mismo.

Citó al respecto el caso de Bernard Maddoff, el autor de la mayor estafa piramidal de la historia, preludio del cataclismo financiero de 2007. Maddoff fue detenido, juzgado y sentenciado a prisión a perpetuidad en apenas cuatro meses, y su peripecia, que dejó en la ruina a millares de inversores en todo el mundo, no ha vuelto a ser objeto de la atención informativa.

El presidente del Círculo de Empresarios manifestó también que la lucha contra la corrupción está en sus estatutos, que se resumen en “no hagas aquello de lo que te puedas avergonzar, ni tampoco aquello que te avergonzaría si lo vieras publicado en un medio de comunicación”.

Acerca de Pedro González

Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.
Esta entrada fue publicada en Opinión. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*