De Pachi López a Paco de Lucía (q.e.p.d), candidatura socialista joven

“D. Patxi López, Ex Lehendakari del Gobierno Vasco y pre candidato a la Secretaría General del PSOE”, leí la invitación de Nueva Economía Fórum. PL, de Patxi López; y de Paco de Lucía (q.e.p.d). Por asociación de ideas, y músicas, apareció “Entre dos aguas”, la pieza de guitarra del maestro Francisco Sánchez Gómez, conocido como Paco de Lucía. “Entre dos aguas”, también descripción de la situación política del orador; y de parte de los que le acompañaran.

Hotel Ritz en la Plaza de la Lealtad de Madrid, acreditación, saludos y las aguas de Pachi López convertidas en “aguas políticas”, entre Pedro Sánchez (Nonó) y “la sultana Susana”.

En la mesa, corresponsal de Crónica Global de Barcelona, Raimundo ejerciendo de extremeño, francesa de France-Presse, mujeres de Agencia EFE, RNE, y tres digitales. 19 folios de discurso y, puro morbo, siseo de nombres de asistentes: Paca Sauquillo, Padre Ángel, Ángel Gabilondo, Simancas, Puri Causapié, Solchaga, de la Rocha, Oscar López, Meritxell Batet, Enrique Barón, embajador de Francia, más embajadores y…

Comentarios: «Pachi tiene escolta», «‘Cámaras caídas’. Sólo 4» «No lo presenta nadie», «Faltan copias del discurso», «19 folios con letra del 16, échale media hora», «Lo va a leer. Machismo retroprogre, masculinos y femeninos». «Anda allá, machismo», «Egun on, empieza en vasco», «Media entrada, le han hecho el vacío. Falta mucha gente», «Nadan entre dos aguas (recordé a Paco de Lucía)».

El discurso, efectivamente, lo leyó. «Fuego y cenizas. Éxito y fracaso en política» leí antes de decidirme a subrayar: «quiero unir en un proyecto político…, defiendo el “Nosotros progresista”…, por eso he presentado mi candidatura para ser Secretario General del PSOE», «mi primer objetivo: Unir al Partido Socialista», «Congreso para integrar…ni excluidos ni castigados», «El futuro del PSOE se conjugará en primera persona del plural: nosotros y nosotras, porque si lo hace en singular, no tendrá futuro», «estamos entrando en una zona, no ya de preocupación, sino de alarma».

Tras ello, unas preguntas (que no respondió): «¿Cómo gestionamos la globalización?…, ¿apostamos por…?, ¿qué respuesta damos a…? ¿Cómo hacemos competitivo a nuestro país?, ¿Qué hacemos ante una revolución tecnológica…?, ¿Ponemos impuestos a los robots…?»

Después, enmienda de la política socialdemócrata (española y europea) para acomodar su discurso al “ala radical del socialismo”: «…cambiar las cosas…, Estatuto de los Trabajadores igual para todos los países de Europa…, salario mínimo igual para todos, impuestos armonizados para toda Europa…, gobierno de la política sobre la economía» «Europa debe ajustar su economía a las reglas de la democracia», «globalizar la libertad, la democracia, la igualdad y la justicia social», «recuperar el gran pacto social que reparte la riqueza colectiva entre todos…, defensa de la negociación colectiva y fortaleza de los sindicatos…, derogar esa reforma laboral».

Ya en el terreno de lo utópico, López continuó buscando titulares: «Bajar impuestos no es de izquierdas…, el ingreso del conjunto de las administraciones debe rondar el 50% del PIB», «El Partido Socialista no puede, de ninguna manera, avalar unos Presupuestos que sigan recortando el Estado del Bienestar…, no quiero esquilmar a nadie…, no soy un izquierdista peligroso, pero sí soy de izquierdas…, “modernidad líquida”…, el Presidente de la China comunista da conferencias a favor del libre comercio, mientras el presidente…(USA) se apunta al proteccionismo autárquico».

También «El desafío independentista», que abordó con lo que alguien llamó ‘tortilla vuelta y vuelta’: «Identidad nacional única y el Estado soberano son ideas del pasado… identidades diversas, plurales y compartidas que permitan sentirse a la vez vasco, español y europeo en la proporción y orden que cada uno quiera».

Y propuesta final: «Planteo la reunificación y la concordia en el Partido Socialista para poder convocar a todos los progresistas a construir juntos un nuevo proyecto de Libertad, Igualdad y Justicia Social».

En el salón no hubo para más. Patxi López utilizó (más bien desaprovechó) las preguntas de la Prensa para colocar unos minidiscursos preparados que todo el mundo repudia y nadie escucha.

En la calle sí hubo más. E importante: una conversación entre dos periodistas y un diputado socialista sobre la actualidad del PSOE. Estaba clara la posición del orador ‘entre dos aguas’, que su situación personal influye en las aspiraciones de grupos y personas; y que la presencia del diputado socialista en el hotel Ritz significaba un apoyo a Patxi López que justificaba con razones: «Le conozco, es sensato y puede unir».

Pero, más con intención de conversar que de sonsacar, había algo que tratar: Acusación de traición a Sánchez. Posible alianza Susana-Patxi contra Sánchez. Dificultad para coser heridas tras la postura de sus afines en la gresca previa a la constitución de la Comisión Gestora. Y su propia capacidad intelectual, acaso insuficiente para dirigir a universitarios preparados.

—¿Es que el PSOE tiene que tragar con lo que hay? ¿No hay gente de repuesto válida y más joven? —preguntó un periodista.

—Claro que hay —contestó el político.

Y aparecieron media docena de nombres: Lobato Gandarias, Nuria Parlón, Juan Segovia, Manuel de la Rocha, Ignacio Urquizu, Meritxell Batet. Con edades, situaciones, titulaciones y capacidades.

Para ser fiel al contenido de la conversación, hay que añadir que el político no aportó datos sobre pormenores de la candidatura (Quién, cómo, cuándo, dónde, cómo, por qué), ni satisfizo la curiosidad de los periodistas sobre temas puntuales (cabeza de la candidatura, apoyos territoriales, contactos con otros grupos, financiación…). Únicamente citó los nombres, menos uno; y cuando se le preguntó por la existencia de una candidatura dispuesta a entrar en liza frente a las opciones conocidas no la negó. Se limitó a recordar la realidad interna de la familia socialista con sus hábitos y modos, la existencia ‘del aparato y los aparatich’; y que conviene tenerlo en cuenta.

En la despedida, a la vista el pebetero del Monumento a los Héroes del Dos de Mayo, intercambio de tarjetas; y esa sensación, única en la prensa, que aparece cuando surge la noticia:

Además de Susana, Sánchez, Pachi y los que surjan, hay un grupo de socialistas jóvenes preparados, que saben navegar, a dónde quieren ir; y que conocen en qué aguas navegan.

Acerca de José Luis Heras Celemín

José Luis Heras Celemín es autor del libro “El Caso Bankia y algo más… o menos” y Director de Comunicación de la Fundación Emprendedores.
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *