Carme Chacón

Conocí bien a Carme Chacón en 2008 con ocasión de mi traslado de Embajador de España en Londres a la OTAN, segunda vez que encabezaba yo la Representación Permanente española en el Consejo Atlántico. Una de mis primeras visitas en Madrid tras mi nombramiento fue a la Ministra de Defensa que llevaba poco tiempo en su nueva responsabilidad. Su juventud, frescura y empuje fue lo primero que me impactó en ella.

Aprecié enseguida en ella la determinación de quien tiene las ideas bien claras. Hasta la llegada del gobierno de Rajoy en diciembre de 2011 tuve bastantes ocasiones de tratar con ella cuestiones relativas a nuestra política de seguridad en general y respecto a la Alianza Atlántica en particular. Son todas ellas materias que atañen muy especialmente a la Presidencia del Gobierno y a los Ministerios de Exteriores y de Defensa por lo que la coordinación entre los tres es siempre esencial.

Carme Chacón apoyó este complicado ejercicio de síntesis, aportando la fuerza de su determinación junto a la magia de su simpatía. Los dos sucesivos Secretarios Generales de la OTAN, el holandés Jaap de Hoof Scheffer y el danés Anders Fogh Rasmussen, que le tocaron sucumbieron tanto a su “charme” como a su dominio de los expedientes en curso. Sus colegas, los ministros de Defensa de los demás países aliados, le escuchaban con atención cuando tomaba la palabra.

Puso todo su interés y su atención en nuestras misiones en el extranjero en beneficio de la paz cumplidas con éxito y eficacia tanto en el marco de las Naciones Unidas como en los de la Alianza Atlántica o de la Unión Europea.

En Torrejón está situado un mando importante de la Estructura Militar Integrada de la Alianza, un centro de operaciones que controla todo el espacio aéreo del sur de Europa (CAOC en sus siglas anglosajonas). Dio por ello personalmente “nuestra” Ministra una batalla que movió hasta los cimientos del imperturbable Rasmussen encargado de lograr una complicada y delicada enésima remodelación de esa Estructura Militar, cediendo ante la negociadora principal española que supo atraerse el apoyo norteamericano.

Luego he tenido bastantes ocasiones de volver a ver a Carme Chacón e incluso de que ella me renovara su confianza pidiéndome mi participación en la elaboración del programa de Seguridad y Defensa socialista para las elecciones de 2015. La sensatez era siempre su bandera. La última vez que mi mujer y yo nos encontramos con ella fue con ocasión de la reciente toma de posesión de Cándido Conde Pumpido como Magistrado del Constitucional. Estaba como una rosa, comentando su apoyo a Susana Díez. Pero ya se sabe, el corazón suele ser traicionero.

Por lo que respecta a Cataluña, una vez más las ideas de esta catalana eran claras. Es parte de España y solo tiene sentido que pidan un referéndum separatista quienes lo niegan, no aquellos que, como ella, tenemos también las ideas claras al respecto.

Acerca de Carlos Miranda

Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *