Sede de Sonatrach en Argelia

Argelia quiere que las empresas españolas produzcan en su propio territorio

El ministro Noureddine Boutarfa reconoce que el terrorismo seguirá golpeando principalmente en los países productores de energía

Argelia no quiere que sus intercambios con España se limiten a la mera venta de sus hidrocarburos y a la simple compra de los productos manufacturados españoles. De visita en Madrid, el ministro de Energía, Noureddine Boutarfa, ha venido a impulsar una modificación de unas relaciones que en principio no atraviesan grandes dificultades.

En la sede del Instituto Elcano, y frente a un pequeño grupo de periodistas, el ministro argelino reconoció que quiere incrementar la presencia y negocios en España del gigante energético Sonatrach. Le gustaría, además, que se retomara el proyecto de interconexión eléctrica entre ambos países, abandonado hace quince años por su complejidad técnica y altísimos costes de entonces. “Sin tal interconexión no es posible expandir los mercados, y nuestro deseo sería conseguir, junto con España, Italia, Túnez y Marruecos, un auténtico corredor energético mediterráneo”.

El actual Gobierno del presidente Abdelaziz Bouteflika quiere imprimir un giro decisivo al sector energético argelino. Cree finiquitado el tiempo de exportar exclusivamente su gas y su petróleo en bruto. Quiere, por lo tanto, construir refinerías y desarrollar in situ una verdadera industria petroquímica.

Asimismo, pretende diversificar el sector industrial, pasando de importador neto de productos manufacturados a establecer sociedades mixtas, que fabriquen en suelo argelino materiales adaptados específicamente a su mercado. Alabó a este respecto la actuación de las alemanas Mercedes Benz y Volkswagen, con sus respectivos proyectos de fabricación de modelos específicos en suelo argelino.

Por las mismas razones, aspira a desarrollar una agricultura plenamente mecanizada y profesional. Según Boutarfa, ello abre una nueva perspectiva a pequeñas y medianas empresas que pueden hacerse con los contratos que requieren los grandes proyectos.

El ministro argelino de Energía también es consciente de que las energías fósiles tocarán más pronto que tarde a su fin, y que es tiempo de implantar y desarrollar las renovables. Estima que en ese campo, las empresas y la tecnología española puede acordar sistemas de partenariado que impulsen la transformación de Argelia y beneficien a las empresas españolas.

Noureddine Boutarfa reconoció que “los españoles habían perdido interés en Argelia en los últimos años”, y preguntado acerca del papel que puede haber jugado la inseguridad y el terrorismo en ese supuesto desinterés, respondió que “el terrorismo seguirá golpeando principalmente en aquellos lugares del mundo en donde se encuentren las fuentes primarias de energía”. Reconoció que ha faltado transparencia en reconocer el fenómeno yihadista en el pasado, pero que han adquirido ya la suficiente experiencia para comprender que al terrorismo global solo se le puede hacer frente con éxito mediante la cooperación y la transparencia informativa.

El ministro también aspira a que España se implique más en el desarrollo turístico de Argelia, especialmente en el desarrollo del Gran Sur del país, considerado por la UNESCO patrimonio de la humanidad. Dentro de la propia sociedad argelina, 1,5 millones de personas viajan como turistas al exterior del país todos los años. El Gobierno de Argel aspira a que buena parte de ellos tengan también alternativas vacacionales en la propia Argelia, y por supuesto que se incremente significativamente el número de extranjeros que elija sus monumentos, sus playas y paisajes, algo que dependerá en gran parte de la evolución de la seguridad.

Acerca de Pedro González

Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.
Esta entrada fue publicada en Internacional y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *